Lo catafixiaron

chablo

René Franco, atribuye la salida de Xavier López del aire debido a la prohibición de gobierno federal para que los anunciantes de golosinas y comida chatarra aparecieran en los medios en la hora en que se emite el programa de marras.

Por Jorge Machua / @JorgeMachucaL

Xavier López Rodríguez “Chabelo” vivió en carne propia el éxito indiscutible y el ocaso de una forma de operar los medios electrónicos tradicionales, y paradójicamente para despedirse de su público que lo ha visto por 48 años en la televisión, usó Twitter y YouTube. Ese es el signo de los tiempos que viven los medios.

Hasta el momento de teclear este texto, la etiqueta o hashtag #Chabelo era la tendencia número uno en el país en Twitter. Usando los términos del propio artista-vendedor, este 2015 Televisa lo catafixió y le dio una espantosa equis, muy probablemente por ya no ser ni la sombra de lo que fue, comercialmente hablando, décadas atrás, gracias a los nuevos medios y a los cambios en los patrones y fuentes de consumo, sumado a los cambios normativos respecto a los anuncios de golosinas.

Como muchos mexicanos, desde que tuve uso de razón, muchas mañanas dominicales fui espectador del programa de concursos más comercializado de la televisión mexicana: hasta antes de la irrupción masiva de internet, no había dulce, juguete, útil escolar, bicicleta, motocicleta, ropa, refresco, mochila, mueble, artefacto o novedad nacional o importada que no fuera anunciada, usada, masticada, comida, mascada o bebida por este artista cuyo programa en sus mejores épocas hizo sonar a velocidades inusitadas la caja registradora de la familia Azcárraga por dos generaciones. En su despedida, llamó la atención que Xavier López sólo dio las gracias al fallecido Emilio Azcárraga Milmo, “El Tigre”.

“En Familia con Chabelo” acaparó en su mejor época audiencias gigantescas, no por bueno, sino porque era lo único que había a esa hora, gratis y al alcance de ricos y pobres. En lo personal me pareció que muchas veces denigró ante las cámaras el papel de las amas de casa, de los discapacitados, de los enfermos y de los pobres. El maltrato y la burla a los niños que obnubilados acudían a su programa como conejillos de indias, nunca le mereció ninguna queja de los activistas de todas tendencias y credos que hoy, por menos que eso, ponen el grito en el cielo.

Con los años desfilarían por la pantalla otros animadores más corrientes, con la cabeza más hueca y la capacidad de enganchar audiencias mayores, como Paco Stanley y más recientemente Laura Bozzo.

Ahora las redes sociales, los contenidos dedicados, los canales de paga para niños, Netflix, YouTube, las aplicaciones, las tabletas y los celulares a los que tienen acceso los menores de edad, han cambiado 180 grados el esquema de consumo y comercialización de medios en todo el mundo. México, ni su televisión son ajenos a esa circunstancia, y quizá tarde, muy tarde, están entendiendo que los contenidos masivos, unidireccionales y despersonalizados marchan al desuso.

El periodista de espectáculos de Radio Fórmula, René Franco, atribuye la salida de Xavier López del aire debido a la prohibición de gobierno federal para que los anunciantes de golosinas y comida chatarra aparecieran en los medios en la hora en que se emite el programa de marras.

En julio de 2014, “Chabelo” lanzó críticas a la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que fue la encargada de prohibir la publicidad de refrescos, botanas, confitería y chocolates en horarios infantiles de televisión; de hecho algunos anunciantes se la jugaron en los primeros días de la prohibición, desobedecieron y mostraron sus productos en el programa dominical. El resultado: Nestlé fue sancionada por haber anunciado su cereal Nesquick, cuyo comercial fue retirado.

Cualquiera de las causas que haya sido la que sacará del aire a “Chabelo” en diciembre, en la víspera de Navidad de 2015, representa la constancia de que los cambios en las formas de consumir medios y de anunciarse en ellos en México, ha cambiado para siempre y ha derrumbado lo que por casi medio siglo fue un pilar económico de la empresa más poderosa de la televisión mexicana, que vela armas ante la incursión en marzo de 2016 de una nueva cadena nacional.

Texto publicado orginalmente en NG Puebla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s