Vive Latino Domingo 24 de Abril: Día dos

vl

El Vive Latino es una mala imitación de muchos festivales y eso se refleja mucho en la pesadez de su cartel, el Vive Latino le da más de lo mismo al público y eso queridos amigos es una mentada de madre.

Por Eduardo Matínez / @yayoficial

Seamos sinceros, ¿a quién no le gusta que le regalen cosas? Este fue mi caso, a mi me regalaron dos tickets para el Vive Latino, cabe mencionar que nunca he sido devoto de los festivales, de éste en particular . El cartel desde siempre me ha parecido bastante bajo de calidad, las bandas medianas y las actividades para ignorar.

En este caso los boletos marcaban el domingo como fecha (el segundo día) y decidí ir con mi novia. El cartel como mencioné y para no variar hacían de un domingo soleado un tanto aburrido, entre stands de comida en los FoodTrucks y miles de despistados que caminaban de escenario en escenario.

En el cartel podías ver nombres como: Carla Morrison, Cultura Profética, Nach, Of Monsters And Men, Café Tacuba,  Chetes, Vicentico y el más rescatable de todos: The Prodigy.

Pero bueno, había ocasiones que disfrutaba de música y una buena cerveza, con Vicentico por ejemplo puedo decir que la cerveza me supo exquisita y oír una versión con acento sudaca de “Purple Rain” del recién fallecido Prince lo hizo mejor. Otras por ejemplo con Chetes, que si bien no hace nada sorprendente desde Zurdok pudo entretenerme.

Café Tacuba hizo lo suyo con su público, en esta ocasión decidí sentarme en lo más alto de las gradas porque el humo de mariguana ya me había hartado, aunque sirvió de poco  porque una gorda inmensa encendió un “churrote” delante de mi que parecía interminable.

Después nos dio hambre (y no era de extrañar después de esa borregueada) así que decidimos ir a comer una sopa instantánea de 40 pesos y una mini pizza en 60, nada mal creo.

Pero al caer la noche moría por ver en acción a Liam Howlett y compañía brindarse un set de electrónica digna de una filme de David Lynch al festival que buena falta le hacía. Aunque pocos éramos los sobrevivientes atestiguando tal rifadez estábamos los que teníamos que estar. Tras un set bastante respetable de los ingleses me quedé con un buen sabor de boca después de todo un día de bandas de montón.

El Vive Latino es una mala imitación de muchos festivales y eso se refleja mucho en la pesadez de su cartel, el Vive Latino le da más de lo mismo al público y eso queridos amigos es una mentada de madre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s