Manatí

Comunidad LGBTTI de la UPAEP responde a comunicado oficial

La madrugada de este lunes 29 de agosto, la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), junto con otras universidades, como la Anáhuac, lanzaron un comunicado en contra del matrimonio igualitario

En éste declararon que el matrimonio debe ser una institución natural y que se necesitan diálogos que apelen a la antropología, la ética y las ciencias sociales y de la salud para tener mejores fundamentos sobre el tema.

Lo anterior fue dicho a razón de la posible legislación de los matrimonios igualitarios en el país.

En el comunicado la institución afirma que promover este tipo de uniones «provocaría una discriminación regresiva hacia una institución que por naturaleza y sentido común, sólo tiene cabida en la unión entre hombre y mujer», argumento que sostiene diciendo que “distinguir no es discriminar” y que no se debe «considerar la diversidad como discriminatoria». 

Después de lo ocurrido, algunos estudiantes y egresados de esta Universidad rechazaron, mediante una página en Facebook llamada Colectivo UPAEP-LGBTIAQ, lo antes mencionado.

“Manifestamos nuestro rechazo categórico a la postura oficial, ya que vulnera nuestros derechos humanos”, se puede leer en el texto firmado por el Colectivo UPAEP- LGBTIAQ.

A continuación el comunicado completo:

 

Comenta al respecto

    • Con todo respeto expreso mi opinion.
      Laa personas con preferencia hacia el mismo sexo, tienen nuestro respeto. Eso no quiere decir que lo que hacen sea aceptado, y menos hablar de matrimonio. El matrimonio es formado por un hombre y una mujer, asi lo hizo Dios. Ustedes pueden vivir como quieran y se les debe respetar. Hay estan sus derechos humanos

  • Maria Elena es importante que entiendas que cuando se habla de matrimonio igualitario se esta hablando de una figura jurídica no religiosa, por lo que Dios y tu religión no tienen nada que ver, se trata de dotar de derechos y responsabilidades a cualquier persona que desee contraer nupcias (contrato) con otra persona sin importar su sexo.
    Te recuerdo que hace algunos años las mujeres no podían votar y mucho menos opinar, por que la religión se los prohibía, hoy no solo puedes hacerlo de manera libre, sino que hasta puedes utilizar tu voz para intentar coartar los derechos que le corresponden a otros.
    La sociedad que busca el respeto por los derechos humanos no te pide que estés de acuerdo con ellos, simplemente que no te opongas a que las demás personas accedan a ellos (los derechos) tal y como tu eso tienes.