Es una historia de faraones…

Por Renata Bermúdez / @Renbyh

Había una vez una hermosa ciudad, que estaba administrada por un brujo malvado que lastimaba a los habitantes y no sabía gobernar, hasta que un día, un joven, se revistió con una armadura y escudo azul para acabar con aquel brujo. Los pobladores pensaron que habían encontrado a la persona ideal para gobernarlos y todos juntos, le ayudaron a vencer los hechizos malignos que ensombrecían la ciudad, pero no sabían –o habían olvidado- que el príncipe también procedía de la misma casta de brujos malvados, y la ciudad acabó siendo un pequeño imperio, y todos juntos cantaban como en José el soñador: si un día tú te encuentras con Rafael –digo Ramsés- póstrate ante él.  

Este es a grandes rasgos el cuento que creó Rafael Moreno Valle en seis años, donde los poblanos teníamos la esperanza de que representara un cambio verdadero en la política de nuestra chula Puebla, ¡por fin el PRI salía de Casa Aguayo! En medio de una serie de escándalos: la pederastia encubierta de Marín, la tortura de Lydia Cacho en la cárcel, el héroe de la película, papá. Cerró la campaña en el Estadio Cuauhtémoc lleno de simpatizantes, hecho sin precedentes en un estado que nunca había tenido alternancia.

Rafael nos hablaba de transformación, de hacer un metrobús, de generar empleos, de amar a Puebla, de ponerle fin a los malos políticos, nos dijo que Puebla era nuestra, que Puebla podía transformarse, nos lo repitió mil veces, es más hasta nos firmó ante notario público que si no cumplía en el primer año de su administración, se iba. Y sí, el primer año en su informe había cumplido una serie de promesas de campaña en las cuales Puebla se empezaba a transformar, pero no nos dijo en qué dirección.

Nuestra pequeña ciudad de provincia se transformó en la ciudad del concreto hidráulico, de las fotomultas, en la ciudad de las ciclovías, de los Centros Integrales de Servicios, pero también en la ciudad que se encuentra en el piso del desarrollo social, con datos del CONEVAL en 2014 el 64.5% de la población vivía en situación de pobreza, no hay una clara división de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, se pisotean los derechos humanos, Elia Tamayo lo sabe bien, no hay una correcta aplicación de la justicia, las familias de las mujeres víctimas de asesinato, como la madre de Paulina Camargo lo ha vivido.

También somos uno de los principales destinos turísticos y sin tener playa, en 2015 tuvimos el 65.02% de la ocupación hotelera y con 9 pueblos mágicos, Cuetzalan, que en 2010 sólo tenía 50 médicos para atender a una población de 47, 433. Atlixco que sigue siendo uno de los principales municipios de expulsores de migrantes. Esta es la Puebla de la transformación, pero también de la desigualdad, de las mega construcciones de talavera, de los puentes alumbrados, del Museo Internacional Barroco –a costa de desmantelar otros museos, como el Bello, que además era colección privada— de las Casas de Justicia, de una que no llega por más que se ponga en los puntos críticos de la ciudad, somos la Puebla del autoritarismo, donde las libertades son un bonito eslogan pero que poco se vive, pregúntele a los periodistas, a la propia Ana Tere Aranda, a Eduardo Rivera, al mismo edil José Juan Espinosa, a la UPVA 28 de octubre, a Simitrio, a Xihuel, a Rita Amador, a Sabino Leobardo Báez, presidente auxiliar de la Resurrección, a Jairo Javier Montes, presidente auxiliar de Chalchihuapan, a los Xicale y al movimiento Cholula Vida y Digna.

Estos son los dos polos de un gobernante que pudo cambiar sus accidentes pero no así su esencia,  cambió el partido, los colores, pero no cambió lo que lo define, no pudo asimilar los valores de un partido conservador, que prima la dignidad humana y todo lo que ésta conlleva: libertades, decisiones, derechos. Y se convirtió en una historia de faraones en Puebla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s