La vida sigue…

Por Mario David Ramírez Arcos de Plumas Progresistas

Nos encontramos frente a una sociedad devastada de una u otra forma, justificada o injustificadamente, sin embargo, es nuestra decisión seguir adelante y decidir si la situación del país – o del mundo- te afecta o no, así de simple. No es indiferencia, es solo que estas situaciones van a pasar una y mil veces más, con este o con cualquier otro sistema económico, es decisión de nosotros seguir adelante. Puedes continuar compartiendo tus cadenas contra el “gasolinazo” o buscar la forma de generar un ingreso extra – o nuevas estrategias de ahorro personal, que buena falta nos hacen-, puedes seguir quejándote desde tus redes sociales sobre el “mal gobierno”, ¡Anda! Te invito a continuar, incluso puedes seguir sacando inexactas conclusiones de la presunta infiltración del gobierno, apuesto a que ayudará mucho a continuar con esta lucha.

La verdad es que puedes opinar lo que gustes, de igual forma nos hemos vuelto sordos a razones, ya sea de derecha o de izquierda, ya sean nacionalistas o anarquistas, capitalistas o socialistas, siempre y cuando seas tú el que lo diga estarás en toda la razón. Oímos, pero no escuchamos, vemos, pero no observamos, hablamos, pero no razonamos, pensamos, pero no analizamos. Tan fácil como darte cuenta que nunca has hecho un análisis de los combos en el cine, te reto a hacer cuentas y verás que en más de una ocasión, decidirás comprar menos productos ya que verás que “no vale la pena”, y en alguna ocasión te darás cuenta que sale más caro comprar el combo que comprar los mismos productos por separado, quizá un día analices que no tiene caso pedir tu refresco con hielo, si el refresco ya viene frío y sólo te están quitando producto, o que las ofertas de Elektra son engañosas, o pensar que los precios de una cadena de supermercados son los mismos en todas sus sucursales, o que sale más caro comprar películas pirata que pagar tu mensualidad de Netflix -lo más que tendrías que hacer es esperar- , o que el cielo es más claro en los lugares más alejados de la ciudad e incluso comiences a sacar mil conclusiones sobre el universo.

Mi punto con todo lo anterior es que tenemos ese grandioso y maravilloso poder de la decisión, la toma de decisiones es algo que puedes hacer sin necesidad de estudiar una carrera administrativa, hay amas de casa que saben más de presupuestos para un banquete que un chef, hay albañiles que tienen más experiencia que un arquitecto, y podemos llenar párrafos y párrafos con diversos ejemplos.

La planificación de vida es importante, creemos que seremos jóvenes toda la vida, pero somos más viejos a cada segundo y en menos de lo que piensas ya estarás pensando en un seguro de gastos funerarios.

  • Crea tus metas a largo plazo; una tras de otra, pero nunca te detengas… ¿problemas? ¿económicos? Siempre habrá, no te desesperes…
  • Invierte tus ahorros; sin duda las bajas tasas al ahorro y las altas tasas al consumo hacen mucho más atractivo la idea de invertir ¿crisis? Desde que tengo memoria mi abuelita ha dicho que estamos en crisis, y no por eso han dejado de crearse empresas.
  • Sigue preparándote; siempre hay nuevas cosas que aprender, no necesariamente debe ser una carrera o un posgrado universitario, busca y encontrarás más de un taller gratuito en tu ciudad que te pueden redituar mucho ya sea económicamente o personalmente, a veces las cosas más interesantes no se anuncian en espectaculares ni las cosas que se anuncian en espectaculares son tan “espectaculares”. Leer un buen libro puede ser otra buena opción.
  • No dudes de ti; la autodeterminación es el factor más importante, si no crees en ti dime ¿Quién lo hará?
  • Intenta nuevos retos; un instrumento nuevo, meditación, oración, o simplemente un tiempo de relajación, un nuevo deporte, un nuevo idioma, date tiempo para ti, que importa si no puedes, será una experiencia y un aprendizaje que contarles a tus nietos a carcajadas.
  • Nunca dejes de amar; amar es la esencia de nuestro ser, y no me refiero al amor en pareja precisamente, sino al amor al prójimo, a tus seres queridos, incluso los amargados choferes del camión, dales una sonrisa, te lo van a agradecer en el fondo, esa simple amabilidad de una sonrisa que evitaría tantos problemas.
  • Aprende a perdonar; a veces el más afectado eres tú, las personas fallamos una y mil veces, así es la perfección de nuestra imperfección, y digo perfección porque será todo tan aburrido si todos fuéramos perfectos. Cada error es una oportunidad para ser mejor como persona.
  • No le temas a la vida; la vida es de los vivos dice el dicho, ¡¡¿Qué más da?!!, atrévete a vivir, no hay peor cosa que el miedo, y peor que el miedo, el miedo a morir, y peor que el miedo a morir, el miedo a vivir.
  • No le temas a la muerte; la vida son ciclos, y nosotros somos un ciclo, tarde o temprano llega nuestra hora, no sabemos cómo, no sabemos cuándo, simplemente sabemos que pasará, y lo único que querrás decir en ese momento es “he vivido lo que tenía que vivir”.

La vida es un cúmulo de opciones infinitas y depende de ti y nada más, utilizar cada oportunidad que se te presenta, mejorar o cambiar el rumbo de tu vida si no te gusta, ¡Decídete! Y no tengas miedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s