El “Morenovallismo”, ¿acierto o error?

Por Arthur Alexis Guyot C. / @AlexGuyotCarre

Este domingo 15 de enero se realizó el sexto y último informe de gobierno Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla. Al evento en San José Chiapa (“Ciudad Modelo”) asistieron los gobernadores del Estado de México, Eruviel Ávila; de la Ciudad de México Miguel Ángel Mancera, de Tlaxcala Marco Mena, de Chiapas; Manuel Velasco, de Jalisco Aristóteles Sandoval. Los líderes Nacionales del PAN; Ricardo Anaya, del PANAL; Luis Castro Obregón y del PT; Alberto Anaya. Como representante del gobierno federal la titular de la SEDATU; Rosario Robles Berlanga, así como los exgobernadores; Melquiades Morales y Mariano Piña Olaya. El gobernador electo José Antonio Gali Fayad, la esposa del gobernador Martha Erika Alonso entre muchos más.

Así culmina una etapa de seis años que bien o mal marca un antes y un después en Puebla y en el Partido Acción Nacional. Para bien es decir el desarrollo en infraestructura, en educación, movilidad, integración de grupos vulnerables, incentivación de la cultura, de las inversiones extranjeras más importantes en el estado, etc, pero para mal se habla de seis años de un gobierno opresor, de obras públicas poco útiles, de desarrollo inequitativo, de presos políticos. La realidad es que todo gobierno tiene críticas, así seas el mejor gobernante muchas veces los errores o aciertos se reflejan años después. Y entonces ¿qué queda? Queda un pueblo medianamente satisfecho y un estado transformado.

Hace seis años el PAN no se imaginaba que Rafael Moreno Valle se convertiría en el primer gobernador panista en Puebla, hace seis años la carta fuerte del PAN tradicional era el ex edil Eduardo Rivera, que si bien hicieron campaña juntos Rafael Moreno Valle siempre fue visto como el ex priista en busca del ´”poder por el poder”, y tal vez fue así, demostró que la disciplina tarde o temprano vence a la inteligencia y pese a enfrentarse a un candidato como Javier López Zavala, con todo el apoyo del PRI y del gobierno estatal del entonces gobernador Mario Marín,  la falta de confianza y la desaprobación de muchos panistas en el estado y todo lo que tenía en contra en esas elecciones, el primero de febrero del 2011 tomaba protesta como gobernador constitucional en Puebla.

Hablar de estos últimos seis años en Puebla es hablar de una nueva corriente política, una corriente política que integra personas de todos los partidos, empresarios, funcionarios públicos de sexenios pasados, miembros de la sociedad civil y hasta panistas de los diferentes grupos en el partido.

Ya sea un acierto o un error, son los hechos de un sexenio controvertido que dará mucho de qué hablar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s