Emprender sin boicotear

Por Carlos Carreto / @CharlyCarreto

Creo que no pudo generarse un mejor momento para comenzar mi participación en este gran espacio de convergencia de opiniones; vivimos tiempos turbulentos, que azotan el día a día, ensordecen la calma y convulsionan la estabilidad.

He venido a escribir sobre emprendimiento, sus causas, sus formas, sus expresiones, pero más importante, desde mi punto de vista, sus consecuencias. Las consecuencias de ejercer la capacidad creadora que cada ser humano posee, acompañándola de innovación, creatividad y por supuesto del objetivo de generar impacto y valor a la sociedad a través del desarrollo de un modelo de negocios sostenible que permita generar escalabilidad y sostenibilidad.

Incontables ocasiones, personajes célebres, no tan célebres y completos desconocidos (sin que esto demerite la aseveración), han sentenciado que las épocas de crisis son en realidad épocas de oportunidades en las que la catarsis y los puntos de inflexión acumulan todos los componentes necesarios para establecer crecimiento y una autopista hacia el auge.

Dicho lo anterior, en México estamos viviendo los mejores momentos para emprender y generar progreso. Ni los abuelos, ni nuestros padres tuvieron semejante oportunidad.

Hoy, como otro capricho de libros de historia, el presente pinta a un  México que se adueña de un carácter llamado David y tal como lo comentó el general y expresidente Don Porfirio Díaz (Pobre de México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos), nuestro vecino del Norte se torna en Goliad.

La mejor manera de hacer frente a nuestro bully, no es generar campañas masivas de boicot hacia empresas extranjeras (norteamericanas) que operan en México (generando empleo y beneficios reales para millones de los nuestros), sino empoderar, sumar, apoyar, alentar y abrir camino a los mexicanos que ya están buscando ser el epicentro de innovación, generación de valor y emprendimiento.

Si de verdad deseamos generar interdependencia económica, cultural y social sostenible, no sólo de Estados Unidos, sino del resto del mundo, la encomienda nacional, debe ser generar emprendedores, de esos que se apasionan y comprometen con ser creadores de impacto y cambios. Desarrolladores de empresas que sean capaces de ofrecer mayor valor que los corporativos extranjeros, para que las campañas de boicot, estén de más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s