Una nueva constitución

Por Alexis Guyot /@AlexGuyotCarre

El título de esta columna no atañe a la celebración del centenario de la Constitución de 1917, sino a la que se promulgó en la ahora bien llamada Ciudad de México (CDMX) el domingo 5 de febrero de 2017, fecha que será histórica y que marca un parteaguas para los capitalinos y todo aquel que visite este lugar.

Entre críticas y aplausos el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, promulgó la Constitución de la Ciudad de México. ¿Y por qué entre críticas? Si bien se apuesta a que este ordenamiento sea de una índole mucho más liberal que sus semejantes en los estados, también es cierto que traerá mucha labor legislativa y estructural en la administración pública.

En cuanto a la labor legislativa solo hace falta darle una rápida lectura a la Constitución Federal y ver como en muchos de sus artículos se sigue refiriendo como Distrito Federal a la ahora Ciudad de México, ese y todos los ordenamientos que complementan a la Constitución tendrán que irse reformando, así como en cuanto a la organización administrativa de los poderes de la Unión y las figuras de autoridad que planteará la CDMX.

Si algo hay que reconocer, es el poco tiempo en que se realizó esta Constitución que contiene 71 artículos, desde antes de las elecciones de junio del año pasado se empezó a recabar información e incentivar la participación ciudadana para crear este ordenamiento. Para su realización participaron 280 estudiantes y 65 académicos, de 23 Universidades públicas y particulares , además de diversos ambientalistas, miembros de la sociedad civil organizada e incluso se adoptó el modelo de Constitución crowdsourced que invita a una participación social mediante medios electrónicos, lo cual aparentemente la convertiría en el ordenamiento jurídico con mayor legitimidad en nuestro país.

Aunque como es de suponerse en los casos de una constitución de corte liberal, los primeros en estar en desacuerdo serán los grupos religiosos como ya lo empezamos a observar con las declaraciones del cardenal Norberto Rivera Carrera, quien habló a nombre de la arquidiócesis tachando a este nuevo ordenamiento como “Constitución asesina” atribuyendo a cifras que denotan la ganancia de más de 4 mil millones de pesos por 1.5 millones de abortos al año.

Para bien o para mal la Ciudad de México se funda nuevamente estrenando un ordenamiento que seguramente dará mucho de qué hablar y que atañe no solo a los capitalinos sino a todos los mexicanos, ya que irá creando precedentes jurídicos que servirán en los diferentes estados, por lo cual estaremos pendientes de esta nueva Constitución.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s