El estado de Puebla soy yo

El Estado (de Puebla) soy yo

Por Juan Manuel Aguirre / @AguirreQ

Quienes han recibido visitantes de otros estados en la capital de Puebla seguramente habrán escuchado muy buenos comentarios de lo bien y “cambiada” que está la ciudad en comparación con su última visita. Es cierto, hoy Puebla presume nuevos atractivos turísticos, vialidades e infraestructura. Sin embargo, para quien ha seguido las noticias, los poblanos estamos viviendo como niños en una mañana de 6 de enero emocionados por los regalos que tienen en frente, pero que ignoran cómo anda la tarjeta de crédito de papá gobierno después de su arranque de generosidad y benevolencia.

El sello de la administración estatal que acaba de salir (si es que puede llamarse salida, después de que asumiera el poder el mismo grupo político) es de proyectos caros, muy caros y extremadamente caros que no pedimos y que no resuelven las necesidades prioritarias de la entidad. O díganme, ¿cómo se han visto beneficiado el 64.5% de las personas pobres de la entidad con la construcción de la Estrella de Puebla, el teleférico, el Museo del Barroco y un largo etcétera?

También te puede interesar: “Rafael Moreno Valle, el rival de “La Candidata”

No ignoro la inversión en infraestructura educativa o de salud hecha por el gobierno de Moreno Valle, además de que admito que he resultado beneficiado por algunas de estas obras. Pero, si vamos a las cifras concretas y consideramos que “donde pones tu dinero pones tus prioridades” se vuelve evidente que la prioridad de Moreno Valle fueron las obras que contribuirían a sus aspiraciones presidenciales.

Sale ahora la nota de que la Auditoría Superior de la Federación encontró anomalías y opacidad en el gasto público del estado en 2015 por 4.5 mil millones de pesos, sin mencionar los más de 70 mil millones que ya sabíamos que tendremos que pagar en los próximos 30 años por concepto de PPS.

Espero que a los poblanos ya se nos esté pasando la emoción de los regalitos de relumbrón y que empecemos a compartir la indignación por la forma en la que, contra nuestra voluntad, hemos financiado la campaña presidencial de RVM con nuestros impuestos. Destinando miles de millones de pesos a las obras de portada de revista, a expensas de la urgente necesidad de inversión pública (inteligente) en las comunidades más pobres y vulnerables del estado.

Muchos han denunciado estos y otros excesos de la administración de Rafael Moreno Valle con los que una y otra vez demuestra que su voluntad es la que manda, trayendo al presente la frase de Rey Luis XIV: “El Estado (de Puebla) soy Yo”.

Fotografía: Daniel Llerandi Estrada / IGLlerandies

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s