De política, Netflix y otras adicciones: La Ingobernable_Netflix

De política, Netflix y otras adicciones

Por Renata Bermúdez / @Renbyh

“El amor a un país y a una persona se mide del mismo modo” es una de las frases de impacto que usa Lorena para narrar su historia de amor con Luis Fernando en la película Ella y el candidato (2011), y es que es poco el contenido televisivo que se adentra a la vida personal de aquellos que cumplen su función como administradores públicos.

Actualmente la plataforma Netflix le apostó a una historia de corte político, pero sobre todo personal de un presidente “guapo” y encopetado con problemas matrimoniales, la serie Ingobernable se adentra a un tema que casi nadie había tocado: la de un presidente divorciado (más bien dejado) de la primera dama, y que me recuerda otra película con un contenido similar en términos políticos, pero desarrollada en la década de 1940: Arráncame la vida, únicamente por la frase: hay presidentes viudos pero no divorciados.

Más de la autora:”El muro de la vergüenza”

Esta serie no pretende presentar el amor idílico entre una primera dama y un presidente, aunque en términos generales podría parecerlo; ésta es el pretexto para desencadenar la historia, pues parece más denuncia televisiva al gobierno peñanietista. Apunta constantemente a la desaparición de una cantidad “X” de personas a manos del ejército, una crisis humanitaria, promesas de transformación, situaciones que desencadenaron una pérdida de aceptación del gobierno.

Asimismo, hay toques agringados dentro de la serie, puesto que la toma de protesta del secretario de gobernación con la camisa manchada de sangre trajo a mi memoria las imágenes de Jackie Kennedy junto a Lyndon B. Johnson cuando éste asume el cargo de presidente, después del asesinato de Kennedy, en la película Jackie, ella explica por qué no se quitó el traje rosado con la frase: que ellos vean su crimen.

[​IMG]

La Ingobernable lejos de recuperar la parte humana que tienen los políticos y que olvidamos constantemente, recrimina las deficiencias de nuestras instituciones de seguridad y el presidencialismo débil que tenemos actualmente, también pone de manifiesto la incapacidad de la policía federal, pues todos van un paso adelante de ésta, ¡incluso la protagonista en la vida real tuvo nexos con el Chapo Guzmán mucho antes que la propia policía!

Netflix cuenta con alrededor de 94 millones de suscriptores en todo el mundo, Epigmenio Ibarra ha encontrado otro puente para compartir sus ideas, ya que se ha caracterizado por denunciar los vicios del sistema dentro de los contenidos que produce, y para desgracia no sé si del presidencialismo o de nosotros los mexicanos, el alcance internacional de esta serie confirma los vacíos de poder existentes en México, la burla en la que se han convertido las instituciones, incluso el propio presidente desde una perspectiva “ciudadana”.

Me despido con la frase usada por Jorge Fernández Menéndez, inspirada justamente en una novela producida por Argos en 1996 (Nada personal): en el poder y en la política, todo, absolutamente todo, es personal.

Las opiniones expresadas en la sección “Opinión” son responsabilidad del autor/a. En Manatí somos un sitio abierto a distintas expresiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s