El PAN y sus camarillas, lo más rancio de la política nacional

Por Renata Bermúdez / @Renbyh

Mi abuelo, don José Hernández Rosas (Q.E.P.D) era un fiel seguidor del Partido Acción Nacional (PAN). Él era de origen humilde, pero con la firme convicción de transformar su realidad temporal afectada por la persecución religiosa en México, misma que vivió en carne propia gracias a su papá y a su tío. Al crecer, se enlistó en la Unión Nacional Sinarquista (UNS), que más tarde sentó las bases para el Partido Demócrata Mexicano (PDM o para algunos, el partido del gallito), de corte conservador, nacionalista, humanista y seguía los principios de la Doctrina Social de la Iglesia.

Los mismos simpatizantes, fueron los que se configuraron después como seguidores de Acción Nacional, para don José, el PAN, representaba la verdadera oposición ante el PRI-gobierno que tenía sumido a su pueblo, Chalchicomula de Sesma (hoy, Ciudad Serdán, Puebla) en el cacicazgo, en la desigualdad, en la pobreza material y alimentaria, eran las camarillas priistas el cáncer del país, con sus discursos de doble moral, sirviéndose de la democracia –o intento de ésta- para lograr sus fines, que lejos, muy lejos se encontraban del pueblo y de sus necesidades.

Don José siempre trabajó para gobiernos priistas, ¿qué otra le quedaba si en sus tiempos ni se sabía qué era la alternancia? Pasó por la administración de  los alcaldes Carlos Arruti y Victoriano Álvarez García, pero siempre votando por el PAN. Don José se durmió en el Señor, esperando un día ver gobernando a su partido, Acción Nacional, en ver un país mejor del que le tocó a él o a sus hijos. Y es que el PAN que conocieron nuestros abuelos, incluso nuestros padres, hoy en Puebla, no es ni la sombra de lo que un día pretendió.

Nada más hay que ver la reelección que tuvo Pablo Rodríguez Regordosa este fin de semana, una asamblea que él asegura fue legal y legítima con tan sólo el 16% de participación de los militantes del partido. Acusado vía Twitter por el regidor Adán Domínguez de incongruente con los valores que enarbolaba hace 14 años, vendido ahora, al mejor postor.

Para Rodríguez Regordosa, el PAN en Puebla, está vivo, fuerte y capaz de seguir pintando al estado de azul, pero pregunto aquí ¿qué tipo de azul? ¿Del azul que está en sus principios de doctrina? Que textualmente dicen:

En México en posible, para una organización política, guardar fidelidad a sus principios fundamentales, sin perjuicio de aplicarlos eficazmente a situaciones históricas cambiantes […]Acción Nacional renueva y reitera su compromiso con la estricta observancia de la Constitución y sus leyes, sin aceptar pactos o acuerdos que lo subordinene a alguna organización del exterior.

Y queda demostrado, que el morenovallismo vino para quedarse, usando al partido para lograr sus fines y después dejarlo hecho girones, dividido, evidenciando que dentro, no hay lugar para los críticos, ni para los opositores siendo silenciados por un Congreso amañado, sin independencia, y que las leyes sólo sirven para escarmentarlos, que el mismo comité municipal y estatal ha quedado subordinado a un presidenciable que se encuentra dando giras por el país.

Dicen que a veces lo que menos quieres es lo que más tienes, ahí tenemos a las peores mañas, ya no del PRI, sino todo lo peor de la clase política en México, metidas hasta las barbas dentro del PAN. Y así como al PAN, al verdadero Acción Nacional, también me indigna la herida innecesaria de la opresión y miseria que unos seres humanos infligen en otros.  

Las opiniones expresadas en la sección “Opinión” son responsabilidad del autor/a. En Manatí somos un sitio abierto a distintas expresiones.

Fotografía: @PANPuebla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s