El feminismo que me gusta: Las chicas del cable

Por Renata Bermúdez / @Renbyh

¿Ya vieron la nueva apuesta de Netflix?, me refiero a Las Chicas del Cable, una serie que desde mi punto de vista es un acierto porque logró reunir a Yon González, Martiño Rivas y Blanca Suárez; además narra la vida cotidiana de 4 mujeres telefonistas en Madrid.

El tema central es el feminismo, aquel que tan estudiado y vivido es por las mujeres españolas y de muchos otros países pero sin que se trastocara por el grupo Femen, cuando el feminismo se iniciaba como el movimiento social y político para promover la liberación de su sexo con todas las transformaciones de la sociedad que aquella requiera (Nuria Varela). En los años en que se desarrolla la historia, las mujeres españolas pugnaban por el divorcio, por la libertad de asociación y el derecho al voto, mismo que les llegó en 1931.

Esta producción aborda los temas coyunturales de las mujeres de su tiempo, y aunque han pasado muchos años, siguen siendo las mismas luchas, ganadas algunas y otras tantas estigmatizadas.

A mi parecer, es ese feminismo el que tenía verdadero sentido, donde la mujer que decidía tener hijos por elección, no era sólo la que aborta, sino también la que decide no hacerlo por un acto de conciencia y de amor sobre el ser con alma y cuerpo que se desarrolla y crece en su vientre, pero también de la mujer que decide vivir su sexualidad para quebrantar la dominación del hombre sobre su cuerpo.

Este es el feminismo que realmente hace falta, que pugnaba por la libertad de casarse o divorciarse, sin que respondiéramos a ningún cuestionamiento, salvo el de nuestra propia conciencia. El feminismo de primera ola que realmente buscaba la libertad de la mujer para ejercer oficios y salir de su casa, impulsada por la superación personal, ese que defendía a la persona y no se veía inmiscuido en actos violentos como escenificar abortos fuera de las catedrales.

En las entrevistas realizadas a los actores, Yon González comentó que para el machismo se necesita a la mujer que lo permite y al hombre que decide cruzar la línea, siendo duramente criticado, y nada más lejos de la realidad, el feminismo es la respuesta de la mujer que era oprimida, vulnerada y sobajada en tiempos donde las leyes se hacían en un mundo para hombres y por hombres; hoy cada día que salimos a estudiar o ejercer nuestro oficio, es la respuesta que tenemos en agradecimiento y correspondencia a nuestras antecesoras, tanto a las chicas del cable como a cada madre, abuela o tía que en sus años decidió romper con lo establecido y salió de su pueblo por otra oportunidad, estudió una carrera cuando las mujeres no podían hacerlo o que se pone al tú por tú con un hombre siendo abogada, ingeniera, doctora, maestra, y como hijas de nuestro tiempo nuestra responsabilidad consiste en embellecer al mundo, dejar uno mejor para las mujeres que vienen, por las que ya estamos. Yo también soy chica del cable, pero en 2017.

Así que si aún no ves las Chicas del cable, te estás perdiendo de una excelente historia, pero sobre todo, de un mensaje de empoderamiento, un mensaje del feminismo que sí me gusta.

Anuncios

Un comentario en “El feminismo que me gusta: Las chicas del cable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s