Sin Voto No Hay Dinero

Menos para los partidos políticos

Por Juan Manuel Aguirre / @Aguirreq

El pasado jueves a las 5:00 am y después de una larga sesión legislativa, se ganó la primera batalla de la iniciativa Sin Voto No Hay Dinero propuesta por Pedro Kumamoto, diputado local independiente del Congreso de Jalisco.

Esta es la primera victoria de una iniciativa de ley que ya lleva meses en el Congreso Federal y que busca reducir la cantidad de dinero que reciben todos los partidos políticos en el país, cambiando la Constitución para que su presupuesto dependa del número de personas que van a votar, en lugar de que dependa del número de personas registradas ante el INE (padrón electoral) aunque no voten. Este cambio forzaría a los partidos a prestar más atención a la promoción del voto y a tener propuestas suficientemente convincentes para que la gente salga a las urnas; al tiempo que, según el equipo del Pedro Kumamoto, se podrían ahorrar hasta 2.2 mil millones de pesos que alimentan a las grandes burocracias partidistas.

A nivel nacional, la iniciativa ha generado mucho revuelo por responder a un auténtico (y continuamente postergado) reclamo de la ciudanía, sumando a un gran número de personas gracias a la combinación de: la convicción de cientos de voluntarios, un atractivo despliegue de comunicación por las redes sociales y el trabajo en las calles y plazas realizado por el colectivo Wikipolítica y otras personas y organizaciones que la apoyan.

A pesar de que actualmente la iniciativa está en “La Congeladora” del Congreso de la Unión, el Congreso del Estado de Jalisco ya dio el primer sí a esta reforma, significando una victoria para la sociedad civil que la ha respaldado y un logro más del diputado Kumamoto, quien se ha destacado por una agenda legislativa disruptiva que busca devolver a los ciudadanos el ejercicio de la política democrática que hoy está monopolizada por los partidos.

Ya lo ha dicho el profesor Manuel Díaz Cid en innumerables ocasiones: los partidos políticos vienen a la baja y necesitan replantearse o remplazarse. El ejemplo de movilización política del independiente Pedro Kumamoto está haciendo retumbar los cimientos de las acomodadas burocracias partidistas proponiendo ir a la gente y a los espacios públicos sin tanta parafernalia, salir a tocar las puertas y pasar un tiempo bajo el sol, la lluvia, o el frío para involucrar a las personas en la política.

Quien desee conocer y seguir apoyando la iniciativa para que pueda ser retomada en el Congreso Federal puede encontrar información y maneras de activarse en: sinvotonohaydinero.mx

Las opiniones expresadas en la sección “Opinión” son responsabilidad del autor/a. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s