Extraño lo que eras, Puebla

Por Renata Bermúdez / @Renbyh

Antes de comenzar a redactar estas líneas no tenía idea sobre qué escribir, me puse a reflexionar y me describí como una persona feminista, politóloga, asalariada, millennial y católica, ¿qué tema podría importarle a personas de mi generación y que consultan Manatí?, me pregunté. En esa búsqueda ingresé al portal de noticias E-consulta, para mí fue sorprendente ver la cantidad de nota roja que tenía el periódico digital, siendo que desde mi punto de vista, éste se especializa en noticias de orden político enfocadas a las necesidades de la sociedad poblana sin lucrar con el morbo.

Enseguida recordé que las notas en Puebla dejaron de ser “tranquilas”. Cada vez hay más muertos, huachicol, linchados y desaparecidos. La situación arrecia con un gobierno que está más preocupado por sus adversarios políticos que por los que están jodiendo Puebla chupando ductos o asesinando a activistas en mercados, parece que están más preocupados por invertir en sistemas de espionaje político que en prevenir que las calles de inunden. Parece que están más preocupados en inhabilitar a Eduardo Rivera que en encontrar a Patricia Ortega.

Por cierto, hoy que fui a misa, el sacerdote dijo en la homilía, con respecto a la primera lectura, en la cual se le anuncia al pueblo de Israel que el Mesías entraría en un burrito, “ellos eran un pueblo soberbio que esperaba un rey soberbio, tuvieron que aprender humildad para encontrar un Mesías humilde, 40 años en el desierto”. Sin duda es lo mismo que le pasa a Puebla y a México.

Tenemos un gobierno deplorable porque tenemos una mala cultura política, hay poca participación e infinidad de quejas. ¿Cuánto tiempo más vamos a tener que esperar para tener uno que realmente merezcamos? ¿Cuánta impunidad debemos encontrar en cada calle, en cada extracto social para exigir sistemas anticorrupción eficientes?, ¿Cuánto tiempo más viviremos en la opacidad ciudadana antes de empoderarnos y hacer valer nuestros derechos?, ¿Cuánto tiempo más dejaremos pasar los jóvenes para formarnos como una élite subalterna capaz de crear soluciones nuevas para los procesos establecidos?

Las ganas son muchas, los retos aún más, en nuestras manos están los destinos de nuestros pueblos, ¡basta de inmanencia!, empecemos a cambiar el futuro esforzándonos todos los días por encontrar un lugar mejor, que toda la gente que venga a nosotros se vaya un poco más feliz de cómo llegó.

¡Vivamos #SuperPumped!

Fotografía tomada de Wikipedia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s