El diccionario de la corrupción para tiempos electorales

Con la finalidad de estar mejor preparados para estas campañas electorales, les compartimos el glosario de la corrupción que hizo el portal Nación 321.

Seguramente las palabras que leerás a continuación ya las escuchaste en la calle, en los medios de comunicación o en una plática con tus amigos y familiares, pero no importa, aquí van:

Acarreo: Es la forma en la que los operadores políticos “mueven a las masas”. Es decir, si un candidato requiere gente para su mitin, el operador político está listo para ello.

Si un funcionario necesita muchedumbre para inaugurar una bonita obra, también se puede tener gente para ello, incluso hay acarreados para estar en plantones y marchas. Normalmente la movilización de estas personas se da en camiones y pueden venir de otros estados.

Carrusel: Es cuando un ciudadano vota más de una vez por el mismo candidato. La técnica consiste en que un grupo de ciudadanos vota en diferentes casillas apoyados con credenciales falsas.

Catafixia: Es similar al carrusel pero tiene sus variaciones pues consiste en entregar a un grupo de ciudadanos boletas marcadas por un candidato para que después, el elector meta en la urna la boleta previamente tachada y entregue al operador político la boleta en blanco que le dio el funcionario de casilla. La operación se repite todas las veces que sea necesario.

Chayote: Se dice así a los regalos o dinero que reciben los periodistas por parte de los políticos. Tiene el objetivo de ganarse la simpatía de los comunicadores para que no escriban mal de ellos.

Clientelismo: Este concepto se refiere a que un gobierno o partido tiene preferencia (y a veces poder) sobre un grupo de empresarios o individuos (por ejemplo dando contratos o regalos) a cambio de apoyos electorales.

Cochupo: Así se le conoce a la manera en que un particular y un funcionario se ponen de acuerdo para cometer un acto ilegal.

Según el Instituto Mexicano para la Competitividad, el funcionario público tienen un amplio margen de maniobra para calcular los costos que tiene un particular en una transacción con el gobierno, en tanto, el ciudadano debe analizar qué tanto gana con el acto indebido que cometerá con el funcionario.

Colusión: Se trata de un acuerdo entre grupos para pactar, por ejemplo, un precio más alto en un servicio, el reparto de votos, puestos o cualquier situación para sacar provecho sin importar si afecta a terceros.

Compadrazgo: ¿Cuántas veces no se ha visto a una persona que consigue un puesto laboral solo porque es familiar de algún directivo? Eso mismo pasa en la política, donde el papá mete al hijo, al sobrino y hasta al nieto al negocio.

Desfalco: Es cuando un funcionario público toma recursos del erario para beneficio personal. Los ejemplos más claros de esto son los de Javier Duarte, exgobernador de Veracruz; y Roberto Borge, exgobernador de Quintana Roo.

Empresa fantasma: Es una compañía que simula operaciones, no tiene activos reales y se crean a partir de fachadas corporativas para ser utilizadas por los políticos y gobiernos con el objetivo de desviar recursos públicos. Generalmente son contratadas para realizar tareas o proveer bienes y servicios inexistentes.

Extorsión: Es cuando se le obliga a una persona, a través de actos de violencia o intimidación, a realizar actos con la finalidad de obtener beneficios, ya sea económicos o para comprometer el voto.

Fuero: Se trata de la inmunidad judicial de la que gozan ciertos funcionarios públicos como senadores, diputados, gobernadores o el presidente, y que los exime de ser detenidos o presos. Esto, en muchas ocasiones, les da garantía de actuación ilícita porque se saben conscientes de la protección por parte de las autoridades.

Hueso: Es el dicho coloquial para referirse a los cargos públicos. Y se dice “hueso” porque los políticos se pelean el puesto como si fueran “perros”.

Influyentismo o tráfico de influencias: Se trata de utilizar la influencia o el poder personal en el gobierno, las empresas y el trabajo, con el fin de obtener favores o tratamiento preferencial. ¿Has oído hablar de las “ladies” o los “lord”?

Impunidad: Se trata de la circunstancia o condición de no recibir castigo por un delito o la libertad de un delincuente que no recibe sanción.

Lavado de dinero: El lavado de dinero es el proceso mediante el cual se oculta el origen, la titularidad o el destino de fondos obtenidos por medios ilícitos o fraudulentos, al incorporarlos a actividades económicas legítimas.

Mapache: Es el encargado de dirigir los delitos electorales o algún tipo de fraude durante las elecciones. Se le llama así presuntamente porque los mapaches tienen el borde de los ojos oscuros, como tradicionalmente se retrata a los delincuentes. En otros términos, el mapache es el operador político corrupto.

Nepotismo: Se trata de una forma de favoritismo, basada en vínculos sociales y familiares, en la que una persona que ocupa un cargo oficial aprovecha su poder y autoridad para conceder un empleo o favor a un familiar o amigo, aun cuando posiblemente no sea la persona más preparada para dicho cargo o tarea.

Padrinazgo: El padrinazgo es una forma de favoritismo en la cual una persona resulta seleccionada para un empleo o beneficio del gobierno en función de su afiliación política o sus contactos y con independencia de su formación o mérito. Similar al compadrazgo y al nepotismo.

Prestanombre: También llamados testaferros, son las personas que prestan su identidad para operar recursos de otra persona. Generalmente los prestanombres son utilizados para actividades ilícitas como el enriquecimiento indebido o el lavado de dinero,

Ratón loco: Se trata de “enloquecer” al elector para que no vote. La técnica consiste en alterar la lista nominal donde debe aparecer su nombre, pero al no encontrarlo, el funcionario de casilla lo remite a otra casilla. La operación se repite hasta que el ciudadano se cansa y desiste del voto.

Soborno o moche: El soborno o moche consiste en un ofrecimiento, promesa, entrega, aceptación o exigencia de un incentivo para realizar una acción ilícita o que supone abuso de confianza.

Los incentivos pueden consistir en obsequios, préstamos, comisiones, recompensas u otras ventajas para conseguir un fin. Normalmente lo podemos ver en ofrecimientos a la policía o a los burócratas.

Urna embarazada: Se trata de introducir de manera ilegal boletas con votos a favor de un candidato o partido en la jornada electoral. Este delito se combina con la catafixia electoral que describimos líneas arriba.

Uña negra: Es el acto de tachar las boletas electorales durante el conteo para hacerlas inválidas y que se cancelen.

Nota publicada originalmente en Nación 321

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s