La primera gran rivalidad de la Liga MX Femenil

Por Jessica Badillo de Más Que Una Hincha

¿Alguna vez tuvieron curiosidad de saber por qué las Chivas y el América eran rivales a morir? ¿se preguntaron cuál era el motivo, más allá de la geografía, que hacía que Atlas y Chivas o Monterrey y Tigres tuvieran tanta rivalidad?

Pues ahora en estos tiempos estamos ante la posibilidad de que se desarrolle una rivalidad así ante nuestros ojos. La recién creada Liga MX Femenil nos dio un gran primer año donde pudimos conocer a los equipos y ver que en esta división también podemos disfrutar de partidazos y generar récords de asistencia.

Este segundo año nos está permitiendo darnos cuenta que, aunque representan a las mismas instituciones, se comportan muy distinto a sus contrapartes varoniles. Tal es el caso de que en el actual torneo el Cruz Azul Varonil es líder mientras que en la Femenil Cruz Azul está en el fondo de la tabla.

Con los equipos divididos en dos grupos, Chivas y América no se enfrentarán en fase regular y aunque tendremos clásicos en ciudades como Puebla y Monterrey hace falta un clásico que mueva a la afición a nivel nacional.

Es aquí donde surgen Chivas y Tigres, los campeones del primer año de la Liga MX Femenil. En el Apertura 2017, primer torneo que se jugó, ambos equipos acabaron como líderes de grupo con 34 puntos cada uno. Ambos accedieron a la liguilla donde Chivas se coronó campeón. En el Clausura 2018, solamente Tigres accedió a la liguilla y logró el título.

Y llegó el partido 300 de nuestra Liga MX Femenil, un partido épico que se jugó bajo la intensa lluvia que incluso detuvo por momentos el juego. El primer encuentro de este torneo entre ambas escuadras le quitó el invicto a Chivas en su propia casa además de que confirmó a Tigres como líder del torneo luego de 7 jornadas peleando por la primera posición con las tapatías. Tigres mantuvo el liderato 4 jornadas más hasta ahora que se jugó la 12 y que Chivas lo retomó gracias a un triunfo de visita a Santos.

Este partido también nos dejó la primera pelea entre jugadoras dentro del campo durante el partido; dos de cada equipo, fueron expulsadas ese día y por primera vez en toda la historia, pudimos ver conducta antideportiva en la Liga MX Femenil.

Es importante señalar que las agresiones dentro del campo no son indispensables para crear un ambiente de rivalidad ya que muchas veces eso se traspasa a las gradas. Estamos muy a tiempo de evitar este tipo de situaciones en una liga que es joven y que debe consolidarse ante una realidad que nos entrega resultados tan negativos como lo que ocurrió previo al Clásico Regio hace algunas semanas.

El partido dio mucho de qué hablar en los medios de comunicación y también generó un antecedente de esos de los que en el futuro hablaremos cuando nos pregunten por qué las de Tigres y las de Chivas sean rivales a morir, deportivamente hablando.

Tendremos que esperar hasta el 5 de noviembre para ver si Chivas llega al estadio Universitario con sed de venganza y dispuesto a vengar su invicto y la goleada que le dio Tigres en casa en la jornada 8.

Fotografía de portada: Liga MX Femenil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s