El atípico informe de Gali en el congreso: ausencias, juicio político y un conflicto poselectoral

Por Mario Galeana / @MarioGaleana_

El Congreso de Puebla tuvo una atípica sesión al recibir el último informe de José Antonio Gali Fayad.

No sólo porque el gobernador se abstuvo de acudir en persona a la sesión solemne -un acto inédito en los últimos 108 años-, sino porque incluso quien sería su reemplazo, el secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano, canceló su participación de última hora.

Por la mañana de este mismo jueves, se acordó que sería Ignacio Alvízar Linares, titular de la SEP, quien acudiría como representante de Gali al Congreso de Puebla, controlado por una mayoría de 22 diputados pertenecientes al bloque legislativo de Juntos Haremos Historia.

La recepción para Alvízar no fue tersa, puesto que incluso el presidente de la Mesa Directiva, José Juan Espinosa Torres, violó el protocolo de la sesión solemne y le impidió dar un discurso en representación del gobernador de Puebla.

A título de la LX Legislatura, Espinosa amagó con que la revisión del último informe de labores podría desencadenar en posibles juicios políticos, una advertencia que ha utilizado en los últimos meses en contra de Gali.

El presidente de la Mesa Directiva también exhortó al gobernador del estado a no volver a vetar las reformas que se promuevan desde el Congreso, sobre todo aquellas que han sido aprobadas con la avasallante mayoría de Morena y sus aliados.

Te puede interesar: Presume Puebla su transparencia, pero…

Espinosa parafraseó el slogan de la administración de Gali para criticar su gestión: “‘Puebla sigue’. Puebla sigue manchada de sangre. Puebla sigue con la peor Fiscalía General del Estado. Puebla sigue siendo la entidad más violenta antes, durante y después de la elección. Puebla sigue siendo la quinta entidad más corrupta del país. Puebla sigue ocultando una deuda pública que tendrá paralizado al siguiente gobierno”, pronunció.

El conflicto poselectoral fue, posiblemente, el protagonista de la sesión solemne. El PT y Morena, en voz de los diputados Guadalupe Muciño y Gabriel Biestro, respectivamente, insistieron en que el 1 de julio se cometió un fraude electoral para perjudicar al ex candidato Miguel Barbosa Huerta.

Por el contrario, las bancadas del PAN y Nueva Alianza, a través de los diputados Hugo Alejo Domínguez y Gerardo Islas Maldonado, confiaron en que el TEPJF ratificará el triunfo de la panista Martha Érika Alonso Hidalgo.

En general, el informe enviado por el mandatario dividió a los grupos legislativos de Por Puebla al Frente, en el que se integran el PAN, PRD, MC, Compromiso Por Puebla y Nueva Alianza, y el de Juntos Haremos Historia.

El PRI y PVEM adoptaron posturas más bien neutrales. La bancada priista, por ejemplo, en voz del legislador Javier Casique Zárate, reprochó de manera velada a Morena y a sus aliados de crear un “ambiente hostil” que impidió la presencia de Gali.

El PVEM, a través de su único diputado Juan Pablo Kuri Carballo, criticó a Juntos Haremos Historia por usar su mayoría legislativa para “callar a las minorías”.

Mientras la sesión solemne seguía su curso en el recinto legislativo, el gobernador de Puebla arrancaba la presentación de su informe en un auditorio ubicado en Los Fuertes.

A ese evento acudieron el ex gobernador Rafael Moreno Valle y Martha Erika Alonso Hidalgo, a quien Gali presentó como “gobernadora electa”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s