El futuro del Gasoducto Morelos, cercano al volcán Popocatépetl, se decide en febrero

Por Mario Galeana / @MarioGaleana_

Para el presidente Andrés Manuel López Obrador no hay marcha atrás: el arranque del Gasoducto Morelos se decidirá este 23 y 24 de febrero, mediante una consulta pública en la que participarán 15 municipios de Puebla, nueve de Tlaxcala y cuatro de Morelos.

Pese a que académicos han alertado sobre el altísimo riesgo que implica la operación de un gasoducto en zona sísmica, el presidente anunció que la Secretaría de Gobernación (Segob) consultará a los ciudadanos mediante una papeleta en la que sólo habrá dos opciones: sí o no.

La boleta de consulta hace alusión al inicio de operaciones de la termoeléctrica en Huexca, un poblado ubicado en el municipio de Yecapixtla, Morelos, que consiste sólo en la primera parte del proyecto.

Te puede interesar: AMLO frente al Gasoducto Morelos; comunidades indígenas exigen su cancelación

La termoeléctrica está conectada a un gasoducto de 160 kilómetros que —a diferencia de la central de energía, que es propiedad de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)— es privado, pues fue construido por empresas españolas.

Para seducir a las comunidades indígenas afectadas por la obra, López Obrador anunció que en los 28 municipios por los cuales atraviesa el gasoducto se aplicará la tarifa de cobro por energía eléctrica más baja.

En una conferencia de prensa ofrecida desde el Palacio Nacional el pasado viernes 8, el presidente de la República recalcó que abandonar el Proyecto Integral Morelos —como se conoce de manera técnica— implicaría desperdiciar los 20 mil millones de pesos que se construyeron en la termoeléctrica y al menos una pérdida anual de 3 mil millones de pesos.

Esto lo digo así, con toda claridad, para que los que enarbolan las banderas del oponerse a la planta, incluso por razones de tipo ideológico, también tomen en consideración ese elemento: si esta planta no la operamos, quedan ahí, enterrados, echados a perder, más de 20 mil millones de pesos.  Y no sólo eso, tendríamos que seguir comprando energía a las empresas particulares”, subrayó.

Al reconocer que existe oposición al proyecto, López Obrador deslizó la idea de que algunos de los movimientos ambientalistas son “financiados” por empresas extranjeras.

“Hay movimientos ambientalistas que son apoyados por empresas extranjeras que no quieren competencia y, cuando se trata de una planta así, más si es de la nación, se promueven oposiciones”, acusó.

Luego matizó su acusación: “Afortunadamente es la menor parte, para que no se vaya a mal interpretar. En este caso, las quejas han sido fundadas al extremo de que han reprimido, de que han metido a la cárcel a la gente, pero también existe lo otro: movimientos financiados por empresas particulares, movimientos ambientalistas financiados por empresas particulares”.

Cupreder advierte sobre riesgos en zona volcánica

Horas después de que el presidente de México anunciara la consulta, investigadores del Centro Universitario Para la Prevención de Desastres Naturales (Cupreder) detallaron sobre los riesgos en la operación del Gasoducto Morelos.

Éstos se resumen en dos bloques: uno, la falta de condiciones de seguridad para evitar la perforación del ducto; y dos, la cercanía con el volcán Popocatépetl, que no ha cesado su actividad en los últimos 25 años.

Por posible actividad volcánica, advirtieron los investigadores Alejandra López García y Aurelio Fernández Fuentes, se encontrarían en riesgo los municipios poblanos de Huejotzingo, Juan C. Bonilla, Nealtican, Calpan, Tecuanipan, Tianguismanalco, Santa Isabel Cholula, Atlixco, Tochimilco, Cohuecan, Acteopan y Atzizihuacan.

“Durante el anuncio del gobierno federal no se hizo ni una sola referencia al peligro volcánica y riesgo que conlleva el Popocatépetl, que es uno de los cinco volcanes más explosivos del mundo y el que más habitantes tiene a su alrededor. Tanto el gasoducto como la termoeléctrica se asentaron en zonas de peligro eruptivo: una erupción de mediana intensidad puede afectar las instalaciones”, alertó Fernández.

Se prevé que este miércoles 13 de febrero el gobierno federal se reúna con investigadores de la UNAM para analizar los riesgos en la operación del gasoducto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s