Manatí

Las manos también hacen Ecos

Por Renata Bermúdez / @renbyh

El 28 de febrero, fecha en la que se conmemora el Día Estatal del Sordo, inició en la ciudad de Puebla el Encuentro Mexicano Sobre las Comunidades Sordas (Ecos 2). Durante tres días pude conocer a personajes que se han esforzado dentro y fuera de la academia a visibilizar, estudiar, convivir e incluir a las personas sordas en diversas áreas; en el evento hubo médicos, antropólogos, estudiantes, maestros, actrices, padres de familia, amigos y por su puesto, sordos.

El activista Ernesto Escobedo fue uno de los invitados, él es una persona sorda que a nivel nacional ha hecho mucho. Actualmente trabaja en el Instituto de las Personas con Discapacidad (Indiscapacidad) y ahora, con el cambio de gobierno está retrasando su labor por las cuestiones de presupuesto y las instituciones acéfalas.

Alexis Martínez, intérprete que se volvió viral por su participación en uno de los debates presidenciales nos contó que las frases domingueras que utilizaron los candidatos los puso en jaque: ¿Cómo decir en señas Ricky Riquín Canallín?

También se habló sobre el estudio de la Lengua de Señas Maya Yucateca. En este estado del país hay dos comunidades: Chicán y Nohkop, ambas desarrollaron su propia lengua viso-gestual para hablar con los sordos, pero lo más impresionante es que ahí no existen prejuicios ni hay discursos de normalidad ni de inclusión/exclusión porque respetan las diferencias, aquí la sordera no es una discapacidad, es una característica. En otras palabras es como si se tratara de ser gordo, alto, enojón, moreno o extranjero.

Aquí no hay espacio para las diferencias.

En Ecos 2 se rió, se bailó y se vivió la diversidad.

Ojalá que cada vez haya más personas interesadas por la Lengua de Señas Mexicana.

Ojalá que cada vez haya más inclusión.

Los textos publicados en la sección “Opinión” son responsabilidad del autor/a y no necesariamente reflejan la línea editorial de Manatí.

Comenta al respecto