Vigila y observa

Por Ana Paula Muñoz de Puebla Vigila

Hace casi un año los sueños democráticos en Puebla se pausaron; la violencia imperó sobre nuestras elecciones, votar el primero de julio se volvió un ejercicio de alto riesgo.

Aquel domingo no nos imaginamos el riesgo que correríamos, una historia que representa el terror quedó plasmada en la hospitalización de dos personas, dos ciudadanos cuya única razón para encontrarse en la casilla era el compromiso con su comunidad.

Una mujer del distrito 9 convenció a su esposo e hija de participar en la instalación de la casilla ante la ausencia de algunos funcionarios de casilla; horas después la ambición de poder los mandó a un hospital en situación crítica.

Este caso no nos debe alejar de la observación electoral. Tenemos que buscar que las elecciones -extraordinarias o no- sean limpias, justas y pacíficas, es nuestro derecho y también el principio en el que se basa toda nuestra idea de país.

Hay que involucrarnos para conocer y para defender, porque si nos arrebatan nuestro derecho a ser representados ganan aquellos que preferirían que ciegamente obedeciéramos sus órdenes.

Si nos alejamos, les damos una carta en blanco para que hagan indiscriminadamente lo que quiera su “voluntad”.

Los textos publicados en la sección “Opinión” son responsabilidad del autor/a y no necesariamente reflejan la línea editorial de Manatí.

Puebla Vigila es una organización enfocada a la participación ciudadana, transparencia y gobierno abierto.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s