Manatí

El nacimiento de una niña en medio de la pandemia

CARLOS GALEANA | @CarlosGaleanaB

Antes de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara el coronavirus como pandemia, Andrés y Silvia pensaban que el nacimiento de su primera hija sería una fiesta en la que estarían rodeados por amigos y familiares. 

A su bebé la nombraron Camila, nació un 12 de mayo en un hospital privado de Puebla, donde hasta esa fecha había mil 126 casos positivos de Covid-19, 330 personas hospitalizadas y 248 defunciones.

Cuando supimos que íbamos a ser papás pensábamos que toda la familia iba a estar con nosotros el día del nacimiento o visitándonos en la casa, cuenta la pareja a través de una llamada.

Silvia recuerda que en los últimos meses de su embarazo tuvo que reforzar las medidas sanitarias como el lavado de manos, uso de cubrebocas y aislarse el mayor tiempo posible para evitar contagiarse del virus.

Para mí lo más pesado fue el encierro, el cambio de rutina fue drástico, procuraba no salir para nada, comenta.

De acuerdo con la OMS hasta el momento no existe evidencia científica para demostrar que una mujer embarazada sea más propensa a contraer coronavirus.

Sin embargo, debido a las transformaciones que viven sus cuerpos y sistemas inmunitarios, hay más probabilidad de infectarse de enfermedades respiratorias.

Fotografía de las manos del papá y la mamá.
Cortesía.

Diana Assia, pediatra del Hospital Ángeles, señala que la Covid-19 ha obligado a que los nacimientos se conviertan en un acto más íntimo con el fin de evitar la propagación del virus.

El parto y el posparto ahora se han vuelto más íntimos, sólo están papá y mamá. En estas semanas ya no hemos visto los convivios que se hacen para recibir a un bebé, eso por ahora se tendrá que postergar. Hemos visto que las presentaciones de los niños con la familia las están haciendo por videollamadas, recuerda.

Los abuelos maternos y paternos de Camila son un ejemplo de lo que sostiene la doctora: a casi un mes de la llegada de su primera nieta no han podido cargarla ni abrazarla.

Sólo la han visto de lejitos (…) ha sido difícil porque creíamos que cuando naciera (Camila) todos iban a estar apapachándola, sobre todo los abuelos, duele porque notamos las ganas de que quieren estar con ella pero ahorita no se puede, es la indicación, narran Andrés y Silvia.

A pesar de todo, los padres sonríen al ver a su hija. Retroceden el tiempo y rememoran que entre sus tantos miedos también estaba el no poder estar juntos para recibirla.

Fotografía del brazo de la bebé.
Cortesía

Están conscientes que la nueva normalidad ha traído incertidumbre, pero más allá de temerle al mundo en el que tendrá que vivir Camila, en este momento para ellos su bebé es una heroína por haber nacido en medio de una crisis sanitaria.

Especialistas recomiendan

La Secretaría de Salud Federal ha habilitado un portal especializado en salud materna ante la llegada de la «nueva normalidad».

En este espacio emiten algunas recomendaciones a las mujeres embarazadas como salir exclusivamente a las consultas programas o en caso de sospechar algo alarmante en tu salud y la del bebé, llamar a la línea 800 MATERNA (800 628 3762).

Para la doctora Assia, es importante que la futura madre y su pareja, en caso de tenerla, realicen un plan de parto, es decir, especificar cómo le gustaría que fuera el proceso de nacimiento.

Asimismo, la OMS ha señalado que en caso de que una mujer tenga sospechas de portar covid-19 puede seguir amamantando a su bebé siempre y cuando haya «buena higiere respiratoria mientras amamante, use cubrebocas, se lave las manos antes y después de tocar a su hijo/a, y desinfecte de manera rutinaria las superficies que haya tocado».

En caso de presentar síntomas como fiebre, tos o dificultad para respirar, es vital buscar asistencia médica siguiendo los protocolos establecidos.

Comenta al respecto