¿Quién nos robó el fútbol?

football-923172_1920

Por Gino Longoni/ @Ginolongoni27

Hace algunos años mientras veía y me emocionaba con un partido de las finales de la NBA, me preguntaba el porqué de todos los deportes, el fútbol era el que convocaba a más personas a nivel mundial. Después de un tiempo creo que comprendí la razón.

El fútbol es el deporte más popular en el mundo porque no le interesa la raza, ni el género, el nivel social o económico, ni siquiera la complexión física de las personas. No le restringe a nadie el poder practicarlo, sólo bastan dos piedras y algo para patear. El fútbol es el deporte más incluyente de todos, es un idioma universal, un deporte que sirve como un agente de transformación social para algo positivo. Sin embargo en algún momento, el fútbol perdió esta esencia.

Fue creado en el siglo XIX en las islas británicas, donde durante varios años se prohibió el profesionalismo, para evitar el pago a futbolistas, la comercialización, la venta de boletos para poder presenciar un partido. Pero también el deporte sufrió las consecuencias del capitalismo. El fútbol dejo de ser un simple juego.

En algún momento de la historia, a un grupo de personas se le ocurrió adueñarse de lo que era de los demás. Les importo más la burocracia que el mismo juego, la comercialización del deporte que los seres humanos que lo practicaban, la generación de dinero que la pelota.

En consecuencia, algo muy triste le paso al fútbol. Dejó de ser un juego para  proyectarse como algo comercial lleno de eventos de corrupción. Se convirtió en un espacio donde cabía el racismo, la xenofobia, la intervención de ideologías radicales. Una herramienta usada por el poder para distraer y que las personas permanecieran en ignorancia.

Sería un hipócrita si les dijera que no soy fanático del fútbol actual. Que no soy fanático de los Messi, los Cristiano, los Zidane o  los Ronaldinho. Que no espero con ansias los partidos de la Champions o las Copas de Mundo. Pero aun así creo que el fútbol actual, lleno de corrupción, de futbolista que no han entendido su rol con la sociedad, o directivos que sólo les importa llenarse el bolsillo, ha perjudicado más a la sociedad de lo que la han ayudado.

Espero con ansias el día en que las personas que un día decidieron adueñarse de lo que no es suyo decidan regresarlo, y que ese día existan otras personas capaces de encausarlo para regresarle esa esencia que nos hace llamarnos aficionados al fútbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s