Acciones que trastornan a Puebla

AJALPANPor Nuria Bermúdez / @Renbyh

Uno de mis géneros favoritos para ver películas, sin duda es el suspenso.  ¿No les pasa que sienten un vuelco en el corazón cuando el protagonista está caminando sólo con una música de violines y cuando pensamos que va a salir el asesino, sale algún amigo del protagonista de una habitación? Y a menos que sea la saga de Destino Final, no mueren, aunque claro hay una cierta confusión con el terror, que a veces peca de sanguinario.

En días recientes una familia vivió el horror en carne propia. En Puebla se vivió una barbarie, un par de hermanos fueron víctimas de un grupo de personas que enardecidas, acabaron con sus vidas bajo la justificación de que “eran secuestradores”, esto en el municipio de Ajalpan. El mismo día en la Junta Auxiliar de Puebla, La Resurrección, hubo también un intento de linchamiento. Lamentablemente, no había pasado ni un mes de un par de linchados en el municipio de Cohuecán.

Dichas acciones, parecen la versión realista de Fuenteovejuna de Lope de Vega. Esta es una obra del Siglo de Oro Español que versa sobre un pueblo que está negado al cambio de sus costumbres donde llega un Comendador bastante abusador por lo que la gente se enfada con él y deciden darle muerte, a nombre de Fuenteovejuna y de los Reyes Católicos. Cuando el poblado es sometido a juicio todos responden: Fuenteovejuna lo mató.

Pero Rousseau, tiene una forma para definirlo: el estado de naturaleza, es el momento previo a la civilización, cuando no existe el Estado y tampoco las leyes, el hombre es salvaje, sólo se mueve por el instinto y la supervivencia. Cuando se crea la sociedad es porque todos deseamos vivir en ella, por eso realizamos un pacto social, y decidimos darle a uno el poder de mandar, cuya misión es mantener la seguridad del Estado.

Si Rousseau viviera, se vuelve a morir al ver la incapacidad de los agentes gubernamentales para cumplir la función del Estado. No hay seguridad y volvimos al estado de naturaleza, se rompió con el tejido social. En esos municipios, llevaron la ficción a un nivel más allá, cometiendo una acción reprobable que llena de indignación y consternación al país. Aquí no fue Lope De Vega el autor, sino el gobierno del Estado de Puebla, que no ha sido capaz resolver las demandas de los municipios, centrándose únicamente en las zonas urbanas de la ciudad.

Pero no sólo es responsabilidad del gobierno, nosotros como ciudadanos, hemos perdido de vista la dignidad intrínseca de la persona humana y permitimos que los rumores así como la cólera le ganen al dialogo y a la tolerancia. El reclamo de todos es no más violencia en nuestro país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s