La maldición de Casandra

mitologia-griega

Aunque nos digan la verdad, nos den pruebas y testimonios, ya no somos capaces de creerle nada nadie. Hace mucho tiempo que dejamos de creerles a los políticos

Por Gino Longoni / @GinoLongoni27

En la mitología greco-romana, Casandra, hija de Príamo y Hécuba, recibió por parte del Dios Apolo el don de la profecía, con la condición de que le prometiera permanecer siempre con él. Sin embargo, después de un tiempo, Casandra incumplió la promesa, por lo que Apolo de un escupitajo en la boca le quitó el don de la persuasión, provocando que, aunque Casandra dijera de la verdad, nunca más nadie le creería.

Después de varios meses, he leído y escuchado a familiares, amigos, periodistas, políticos, intelectuales, escritores y la verdad es que aún no he sido capaz de formarme una opinión o darme una idea acerca de lo que hay detrás o de lo que pasa en realidad con la fuga y recaptura de Joaquín Guzmán Loera. Y la respuesta es muy sencilla, no le creo nada a nadie.

Al parecer a los mexicanos nos ha caído la maldición de Casandra, y esa maldición se ha convertido en el principal problema que tenemos en México. Aunque nos digan la verdad, nos den pruebas y testimonios, ya no somos capaces de creerle nada nadie. Hace mucho tiempo que dejamos de creerles a los políticos, pero la desconfianza y el egoísmo se han trasladado hacía todas las personas que conceptualizamos como desconocidos. Entonces, ¿Cómo es posible poder cambiar el país, cuando los ciudadanos hemos perdido la capacidad de confiar en el otro?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s