Cuando la guerra deja de ser un juego

guerradejodeserjuego

En la actualidad se calcula la existencia de entre 250 mil a 300 mil niños soldados, cuyo reclutamiento lo inician a los diez años. Para estos niños, la guerra no es un juego, sino su modo de vida.

Por Nuria Bermúdez / @Renbyh

¿Qué te trajeron los reyes? Era la pregunta que nos hacían cuando éramos unos pequeños, y para nosotros eran días de ilusión y buenos momentos con nuestros primos o amigos; lamentablemente no es así para todos los niños en el mundo, en la actualidad se calcula la existencia de entre 250 mil a 300 mil niños soldados, cuyo reclutamiento lo inician a los diez años. Para estos niños, la guerra no es un juego, sino su modo de vida.

El derecho internacional humanitario,  establece que la edad mínima para reclutar en el ejército es a los 15 años, sin embargo, en algunos países se tiene una consideración del inicio de la adultez desde los 14 años. La función de estos niños no es exclusiva para la lucha armada, también para labores en la cocina, cargadores, guardias, espías, mensajeros, esclavos sexuales y detectores de minas.

A diferencia de los adultos, los niños resultan más dóciles, más obedientes y miden menos el peligro a diferencia de un adulto, además, se encuentran en la formación de la conciencia, por ello es mucho más difícil que se percaten del impacto de la muerte. Aunado a ello, los países donde se presenta la guerrilla, están marcados por la pobreza y la falta de oportunidades educativas, lo cual hace mucho más vulnerables a los niños debido a la muerte de los padres o ausencia de los mismos.

Los costos, también son menores, ya que los niños requieren de menor preparación militar y son ellos quienes suplen a los adultos que mueren en combate. Debido a la situación de la infancia, resulta fácil reclutar a los menores como soldados, pues algunos lo hacen voluntariamente, en otros casos el reclutamiento forzado se da cuando los menores están reunidos en orfanatos, escuelas, campamentos o iglesias. Los seleccionan según su edad, su altura y condición física, sometiéndolos por la fuerza: violentándolos sexualmente, golpeándolos, torturándolos o incluso matando a sus familiares, sino es que se les obliga a hacerlo.

Hoy en día los niños soldados son un tema de la agenda internacional,  ¿se les juzga como adultos o son víctimas de conflictos armados? No debe olvidarse que tienen derechos como cualquier otro sujeto y que son las mayores víctimas de las guerras con consecuencias físicas, mentales y sobre todo emocionales. La tarea de los Estados-Nación necesita estar enfocada en la atención especial de la infancia involucrada en conflictos armados, crear un sistema que permita la aplicación de justicia pero no para los menores, sino para quienes encabezan la milicia y los reclutan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s