Algunas lecciones de la campaña electoral presidencial del Perú 2016

votar

Hoy tenemos una débil democracia y todas las ganas del mundo para cambiar la historia de nuestro país.

Por Renato Vera

Para muchos de nosotros, los jóvenes peruanos, este proceso electoral es triste  y representa claramente los graves problemas que hemos tenido desde 2000 (Fin de la Dictadura Fujimorista) para  reconstruir nuestra Democracia. Pensamos que este último concepto se detalla en sólo hacer elecciones cada 5 años y no como un proceso en el cual se luchan y concretan derechos y deberes para la ciudadanía.

Desde el año 2001, nuestro escenario político está lleno de personas  e ideas propias de la Dictadura. El principal ejemplo es que la hija del dictador Alberto Fujimori  hoy es la primera en las encuestas de esta contienda electoral. Los que le siguen no son familiares del dictador pero sí  tienen las mismas ideas neoliberales y de homogeneidad cultural. Esto último en contradicción biológica  con nuestra identidad (o identidades) como país.

Sin embargo, para nuestra generación, este adverso escenario representa una oportunidad de aprendizaje. No estamos en los años de la dictadura en la que pensar y hacer política era causal de reprehensión y violencia; hoy tenemos una débil democracia y todas las ganas del mundo para cambiar la historia de nuestro país.  En estos meses iniciales de la campaña electoral planteo 5 primeras lecciones que los jóvenes debemos tener en cuenta para el futuro. (Aplica a toda América Latina)

  • Creyendo en las Historias de Nuestros Países: Los discursos políticos tradicionales y técnicos  se  han olvidado que detrás de cada ciudadano, existe una historia detrás. Las historias de vida son fundamentales para construir una nueva propuesta política. Conocer el país desde distintas historias de vida o historias de colectivos nos va permitir conocer detalles  y particularidades de las necesidades que tenemos a diferentes niveles. Las historias de vida tienen luchas y estas luchas pueden ser sociales, políticas y personales: Así se  construye parte de la naturaleza de  la ciudadanía
  • Desencuentro  de las personas: Las personas en el Perú y en América Latina no sabemos de los otros, el individualismo ha generado que las comunidades disminuyan su existencia  o también que no constituyan una interacción entre sí.  Nuestras propuestas a futuro deben apuntar por encontrar a todos los ciudadanos del país para que la Visión país sea construida por  las bases sociales, por las personas que tienen historias de vida de lucha.
  • Estructura de Recambio: Dar la oportunidad a todos de ser protagonistas. La política del futuro deberá  generar estructuras horizontales y circulares de organización.  Las voces que integran un  movimiento o partido político  están pensadas como personas que son parte de las comunidades de base, excluidos organizados. Los integrantes tienen en el camino de la militancia de un movimiento un camino de formación y representación directa de sus preocupaciones. No queremos que otros sean la voz de otros y que se imposten argumentos.
  • El Poder y su construcción: Construcción desde la base social y también desde la vida cotidiana. El poder  que queremos construir busca asumirse desde la diversidad, el dialogo,  la libertad  y el pensamiento en comunidad. La diversidad en  la complejidad del término: Cultural, social,  de género. El diálogo como herramienta principal para conocer las historias que todos queremos compartir. La libertad como valor fundamental para el desarrollo autónomo de los miembros  del movimiento. El pensamiento en Comunidad como es paradigma del bien mayor. Generar el Poder en las bases, recoger su organización para sumar un movimiento diverso y solido.
  • Hacer política desde la vida diaria: Politizar el espacio, Politizar a la ciudadanía. Todas las personas en el mundo tenemos diferentes tareas; trabajar, criar a nuestros hijos, ser parte de una comunidad, estudiar, etc. Estas tareas configuran nuestra naturaleza en cada etapa en la que nos encontremos. De esta manera hacer política es una tarea más dentro de nuestro rol como “miembros de una comunidad”. Algunos eligen realizarla otros no.

La política es una tarea dentro de las otras actividades que tenemos como ciudadanos. Nuestras puestas deben partir por combinar nuestras actividades de la vida diaria con la política: desde el trabajo, desde el barrio, desde la universidad  podemos servir con un espacio de nuestro tiempo al otro. Debemos romper  con el paradigma de asumir la política como un trabajo como oficio del que un individuo se puede servir, es decir hacer dinero  o generar los intereses personales sobre los intereses de la comunidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s