Llévele, llévele: estamos en campaña

campaña

Por Renata Bermúdez / @Renbyh

¿Serán las coaliciones y los incipientes partidos políticos quienes lleven al triunfo a los partidos grandes? ¿Podrá un independiente alcanzar al poder? Que empiecen los juegos electorales.

El próximo 3 de abril inicia oficialmente el tiempo de las campañas electorales en la Puebla. ¿Qué pasará? ¿Qué misterio habrá? ¿De quién será la gran noche? Son las preguntas que todos los poblanos nos hacemos, entre el hartazgo generalizado de los ciudadanos frente a la política, estas campañas se desarrollaran de cara a dos experimentos: las candidaturas independientes y la “mini gubernatura”.

Oficialmente el proceso electoral comenzó el 23 de noviembre para la renovación de un solo cargo en el estado, a fin de homologar las elecciones estatales con las federales para 2018. Como recordamos, el 2015 también fue electoral, se renovó la Cámara de Diputados, en las cuales a pesar del apoyo del gobernador, el PAN no se pudo hacer de la mayoría de los distritos.

En esas elecciones, el distrito 11 que había sido de tradición panista, decidió la alternancia, Graciela Palomares candidata del PRI, ganó con 344 votos de diferencia frente a su contendiente, Angélica Ramírez quien ya había sido diputada en 2003. En ese mismo distrito, la tercera fuerza política fue el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA). Si el distrito 11 fue en algún momento el bastión de los panistas, ya que se encuentra al surponiente de la ciudad, hoy puede ser el reflejo de una población cansada del gobernador; esa zona fue una de las afectadas por la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) línea 2, incluso la misma Ramírez durante la campaña, subió y recibiendo las innumerables quejas de los ciudadanos.

Las elecciones del 2016 ya iniciaron con campaña negra en las redes sociales, por una parte los que tachan de títere del gobernador a Tony Gali, y quienes aseguran que Blanquita Alcalá es continuar bajo la sombra de Mario Marín. Lo cierto es que esos dos grandes partidos no la tienen segura, Gali sumando al Chelis como un ardid electorero y el gobernador anunciando la trasformación de la capital poblana y su “¿recuerdas la Puebla de hace cinco años?”. Mientras que Alcalá tiene que enfrentar los trapitos que están sacándole por una parte su hija que firmó cédula en apoyo de Ana Teresa Aranda, candidata independiente y los gastos de su precampaña, incluyendo el uso de un helicóptero.

Y mientras el gobernador le aposta todo a Gali, la gente sigue sin saber quién demonios es Luis Bank Serrato; Alcalá es acusada y exonerada de actos de campaña anticipados y desvío de recursos públicos federales, los contendientes se olvidan de MORENA, que se apoyó en la academia con el Dr. Abraham Quiroz Palacios, quien se autodefine como “promotor de la soberanía nacional en Puebla”; están los independientes, como Ana Tere quien puede dividir el voto de los panistas y favorecer al PRI. ¿Serán las coaliciones y los incipientes partidos políticos quienes lleven al triunfo a los partidos grandes? ¿Podrá un independiente alcanzar al poder? Que empiecen los juegos electorales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s