Del tabú a la realidad: La adopción homoparental

homos

Debemos dejar el tabú de que si una pareja del mismo sexo adopta a un niño, este será también homosexual y si así fuera, ¿Qué problema hay?

Por: Raul Rodríguez Brito de Plumas Progresistas

Hace tiempo me permití compartir en redes sociales una imagen que causó mucha controversia. Dicha imagen era acerca de las familias, en las cuales únicamente se reconoce como familia a la pareja heterosexual, es decir, “papá y mamá” con hijos, hijas, nietas, nietos, etc. Pero, qué pasa con los matrimonios de personas del mismo sexo, ¿acaso ellos no pueden tener una familia?

Si bien es cierto, biológicamente es imposible que estas parejas tengan descendencia; no por ser homosexuales significa que no tienen derecho a tener una familia ni que puedan criar a niños o niñas, o que no puedan darles el amor que merecen o educarlos y/o educarlas de manera adecuada.

Tengamos en cuenta que ellos también son personas que al nacer su sexo fue “masculino” o “femenino” y que, con el paso del tiempo se dieron cuenta que tenían una identidad de género u orientación sexual distinta a los demás; sin embargo, no porque sean homosexuales dejan de ser personas, y por tanto, por el simple hecho de serlo, tienen el derecho de tener una familia. Asimismo, debemos dejar el tabú de que si una pareja del mismo sexo adopta a un niño, este será también homosexual y si así fuera, ¿Qué problema hay?

En el año 2011, gracias a la reforma constitucional aplicada al artículo primero, párrafo quinto, se elevó a rango constitucional la categoría de “preferencias sexuales” con el fin de erradicar la discriminación por orientación sexual e identidad de género.

En dicho párrafo se afirma que: “Queda prohibida toda la discriminación motivada por… las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra cosa que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos o libertades de las personas”.

Teniendo en cuenta lo ya citado, que las personas homosexuales nacen con sexo masculino o femenino, y que aunado a esto, contamos con un principio de igualdad que nos indica que “todas las personas somos iguales en dignidad y por tanto tenemos los mismos derechos”, y que además, en el artículo cuarto de nuestra Carta Magna se establece la igualdad entre el varón y la mujer, ¿por qué habríamos de negarles el derecho a tener una familia si sus preferencias sexuales son distintas, si al fin y al cabo siguen siendo “hombres” y/o “mujeres”?

He escuchado a muchas personas decir “está bien que los homosexuales se casen, pero ¿que adopten a un niño? Ya es mucho, lo van a criar igual”. ¿Por qué esta mentalidad? No he podido escuchar una razón convincente, que no esté motivada por un prejuicio o por simple habladuría. El hecho de que muchas personas se resistan a aceptar el mundo tal y como es y prefieran protegerse dentro de un mundo alterno de como quisieran que siguiera siendo éste, no significa que pueden violentar los derechos de personas bienintencionadas.

Por supuesto, entre las parejas del mismo sexo así como entre las heterosexuales, hay personas aptas e ineptas para ser padres. La ventaja que tiene la adopción es que es un proceso de selección que no existe en el caso de la procreación biológica. Existen parejas heterosexuales que no tienen la capacidad o los recursos para ser padres y aún así se reproducen. En algunas ocasiones, los hijos y/o hijas de estas parejas durante su infancia sufren de diversos tipos de abuso o maltrato, llegando incluso a ser abandonados. El mismo abandono que la adopción por parte de parejas homosexuales puede aliviar.

Estamos en pleno Siglo XXI por lo cual, considero importante dejar de tener una idea o una visión retrógrada de las cosas y entender que los tiempos han cambiado por lo cual, no tenemos por qué discriminar a una persona por sus preferencias sexuales y por consiguiente, debemos dejar de mostrar estas manifestaciones de rechazo hacia ciertos grupos de personas y empezar a ver esto como algo cotidiano.

Raúl Brito es Egresado de la Facultad de Derechos de la Universidad Veracruzana y escribe en el portal Plumas Progresistas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s