La violencia hacia los hombres, ¿también cuenta?

Ojos, Llorar, Lágrimas, Triste, Estado De Ánimo

Si queremos una verdadera equidad de género, tenemos que pugnar para que la agresora sea llevada hasta las instancias de justicia adecuadas, que cuando un hombre denuncie no sea objeto de críticas ni de burlas, ni tampoco sea educado bajo el argumento de “fuerza y valor”, son tan humanos como nosotras y se vale que lloren

Por Renata Bermúdez / @Renbyh

“El hombre debe ser feo, fuerte y formal”, yo crecí escuchando esa frase de cómo “debe ser” un hombre, pero en realidad ¿cómo debe ser un hombre?, ¿Dónde está escrito que el “hombre perfecto” debe cumplir esas características? Y por todas partes nos encontramos con una serie de estereotipos que nos impiden pensar que así como nosotras las mujeres somos violentadas, agredidas sexualmente, también los hombres lo son, pero con una gama de prejuicios mucho más poderosos, mucho más violentos e incluso mucho más discriminantes.

El tema de los hombres que sufren maltrato no tiene relevancia en nuestro país, puesto que en algunos casos, la violencia es ejercida a nivel emocional y psicológico, convirtiéndose así en una experiencia subjetiva. Parte del sexismo con el que hemos sido educados nos impulsan a pensar “que el hombre no llora, se aguanta” lo cual crea un elemento sociocultural que impide que el varón se presente a un Ministerio Público a denunciar agresiones físicas, porque al llegar es objeto de burlas, además de la carencia de los apoyos jurídicos, no hay teléfonos de emergencia a los cuales ellos puedan llamar y por supuesto tampoco políticas públicas ni programas que atiendan la violencia contra el varón.

A nivel internacional se carece de estadísticas que permitan medir la violencia, pero no quiere decir que no existan. Reino Unido, por ejemplo, presenta una tasa de violencia doméstica contra el varón de 40%, ahí sí se habla de la cultura de la denuncia, sin embargo las agresoras salen en libertad. En Perú en 2010 se tuvo un registro de 15 casos de maltrato denunciados al día, mientras que en Estados Unidos se habla de un 35.6% de víctimas. Incluso, las estadísticas de suicidios, son más altas en hombres que en mujeres, en México en 2013 8.7% de éstos fueron realizados por hombres y el resto por mujeres, según datos del INEGI.

Y chicas, ¡ojo! Revisar el celular, prohibir ciertas amigas o compañías, encelarse y cuidar con la mirada también es violencia; formamos parte de la estadística de las 8 de cada 10 mujeres que agreden a sus novios de manera física, sexual, psicológica y emocionalmente, según datos del INEGI. Tristemente en 2012 en México sólo 2% de las denuncias fueron realizadas por los varones.

La violencia contra el hombre es un problema serio y al cual no le estamos prestando la misma atención que a la violencia contra la mujer, porque lo seguimos viendo como un tabú, porque ellos son los fuertes, son los que no lloran, son los que no expresan sus sentimientos.

Si queremos una verdadera equidad de género, tenemos que pugnar para que la agresora sea llevada hasta las instancias de justicia adecuadas, que cuando un hombre denuncie no sea objeto de críticas ni de burlas, ni tampoco sea educado bajo el argumento de “fuerza y valor”, son tan humanos como nosotras y se vale que lloren, que griten, que rían y que expresen un te quiero, eso no los hace ni débiles ni “maricones“, los hace mejores humanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s