Manatí

Una católica te escribe

6835285580_73a9dd4798_b

Soy católica y estoy a favor del amor.
Y por ello me pregunto: ¿Cómo habría actuado Jesús en estos tiempos posmodernos? Porque sinceramente, no me imagino a Jesús marchando en contra de las uniones homosexuales, lo imagino estando con ellos, como hizo con Zaqueo: hoy me hospedo en tu casa, lo veo comiendo con ellos, lo veo diciéndoles: no te juzgo anda en paz y no vuelvas a pecar. Pues algunos católicos han radicalizado el objetivo de la marcha por la familia.

Por Renata Bermúdez / @Renbyh

La mañana de ayer, tuve la oportunidad de hablar con uno de mis amigos sacerdotes, a quien quiero y respeto muchísimo, hablamos de las controvertidas «uniones homosexuales»; cuando yo estudiaba la prepa, él me dijo una vez: “no por un lado eres estudiante y por otro eres católica, eres una estudiante católica”. Años después, como estudiante católica de Ciencias Políticas, me encuentro frente a un dilema.

Vivo en una realidad posmoderna líquida creada por símbolos y lenguaje, con ideología de género, marxista, feminista y un millón de “ismos”, que entienden de una manera u otra las formas de vida, las tradiciones y la realidad. Vivo en un tiempo donde los absolutos no existen, pero creo en alguien que para mí es absoluto, completo, como diría san Francisco de Asís: Mi Señor, mi Dios y mi Todo.

En la congregación de este mismo amigo, me enseñaron que además, también es Rey, porque tiene un Reino de paz, de amor, de solidaridad donde cabemos todos, donde yo, como mujer libre he decido poner mis talentos a Su servicio y convertirme en vasallo, no al estilo medieval donde era obligación, sino que es una decisión libre, voluntaria y sobre todo, un acto de amor.

Mi amigo dijo una frase: “hoy el amor es el concepto más prostituido que existe” y coincido, queremos ver amores donde no lo hay, donde no existen o lo invertimos donde nos da fruto. Hoy me enfrento a un reto doble “estar en el mundo, sin ser del mundo”.

Lo que me genera mucho ruido en el corazón es: ¿por qué no hay más sacerdotes como él? ¿Por qué no existimos más católicos como él? Que promueven el diálogo, que miran la dignidad humana antes que una inclinación sexual. Si bien, hay cosas con las que no coincido y cosas en las que yo soy muy necia, él mismo me enseñó que para ser feliz tenía que juzgar la vida como Jesús, ver por sus ojos y que él viera por los míos. Y por ello me pregunto: ¿Cómo habría actuado Jesús en estos tiempos posmodernos? Porque sinceramente, no me imagino a Jesús marchando en contra de las uniones homosexuales, lo imagino estando con ellos, como hizo con Zaqueo: hoy me hospedo en tu casa, lo veo comiendo con ellos, lo veo diciéndoles: no te juzgo anda en paz y no vuelvas a pecar. Pues algunos católicos han radicalizado el objetivo de la marcha por la familia.

Y antes de que se me mal interprete y me empiecen a regañar, quiero aclarar que yo estoy a favor de la dignidad humana, a favor de que les garanticemos una vida libre de violencia y discriminación, una vida donde ellos puedan sentir nuestro amor, nuestro cariño y los ayudemos a sanar las heridas, ya después pensemos y dialoguemos sobre si es necesario hablar de “matrimonio igualitario”, pues no podemos ir por los “macroderechos”, si antes no les garantizamos lo primordial.

Comenta al respecto