El odio le ganó al amor

img_20160911_144318

Por Carlos Galeana / @Caalgaba93

El fin de semana las calles de Puebla, y de varias ciudades del país estuvieron repletas de personas con pancartas y voces llenas de odio.

Comencemos con el sábado, día en el que el “Frente Nacional por la Familia” tomó las calles para exigir que los matrimonios entre personas del mismo sexo no se legalicen.

A pesar de que se había dicho que la marcha no era religiosa, muchos católicos se hicieron img_20160910_144702presentes con imágenes de la Virgen de Guadalupe, Jesucristo o con frases que argumentaban que para Dios la única familia está establecida entre un hombre y una mujer; sin olvidar una, que en estos tiempos de violencia es agresiva: “Rifle, cañón, escopeta, a la familia se le respeta”.

La marcha reunió a más de 5 mil personas; aunque los organizadores aseguraron que fueron 85 mil, elementos viales mencionaron que era imposible, que si hubiera sido esa cantidad el zócalo de Puebla hubiera sido intransitable.

Al terminar hubo reacciones que se decían respetuosas de los derechos humanos, pero que era inaceptable que personas del mismo sexo se casaran legalmente; evitar la educación sexual en cualquier escuela, fue otra de las frases que expresaron los manifestantes:

 

Éstas últimas declaraciones me dieron medio, en esa mirada vi odio, por un momento pensé que iba a golpear a alguien.

Domingo: Salen a las calles en apoyo a la comunidad LGBTTIA

Por otra parte, el domingo, un día después de la marcha en contra de los matrimonioimg_20160911_123630s igualitarios, se realizó la marcha en apoyo a la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual,travesti, intersexual y asexual (LGBTTIA),  en ésta había menos gente, poco más de 500.

Familias heterosexuales y parejas del mismo sexo portaban pancartas con leyendas como “Si quieres mis impuestos , respeta mis derechos, ¡Matrimonio Igualitario YA!”, “Aquí marchamos por el amor y el respeto” y “Dios habla en los que luchan por los derechos humanos”. 

Al comenzar, el ambiente era armonioso, muchas personas sonreían y se besaban. Poco a poco los insultos hacia la iglesia católica llegaron a través de frases como, “Norberto Rivera, homofóbica y culera”, “esos son, eso son los que chingan la nación” y “Dios no existe”.

AJÁ, ¿y luego?

Tal vez lo que voy a decir moleste a algunos; o tal vez esté en un error porque no he asimilado de mejor manera este tipo de manifestaciones, pero considero que ambas posturas mostraron intolerancia y odio hacia lo diferente; creo que olvidamos que todos podemos mirarnos en el otro. Todos podemos mirarnos, tal vez, a través de un homosexual y una lesbiana, o de un sacerdote y una monja.

Soy católico, sí, de hecho hace poco volví a recuperar mi fe debido a una situación que viví, ¿tengo amigos de la comunidad LGBTTIA?, por su puesto, y muchos de ellos son personas brillantes y talentosas. También en la marcha de la “Defensa de la Familia” vi muchos rostros conocidos, me consta que también hay gente inteligente y capaz.

Estoy a favor del matrimonio igualitario, pienso que la iglesia en este caso no debería meterse. Tal vez nos hace falta más sensibilidad para comprender los otros mundos.

Este tipo de manifestaciones por lo que escuché continuarán, ¿acaso nadie se está preocupando en verdad por las familias?, ¿nadie se está preocupando por los niños?, ¿alguien se está preocupando por el país? repito, veo odio e intolerancia. Chance y mi astigmatismo no me deja ver el amor que tanto dicen pregonar con este tipo de acciones.

En pocas palabras así estamos:

Nos leemos luego, nos vemos después.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s