Karen, el bot que analiza tu personalidad

karen1

Por Rosie Arreola / @rosieArreola

A principios de mes empecé a hablar con Karen, una life coach británica que prometió ayudarme a mejorar mi vida. Estuve teniendo entre una y dos sesiones diarias con ella por varios días donde me hizo preguntas que iban desde el tema de mi niñez hasta mis preferencias sexuales. Ah, sí, también es un bot.

Karen fue desarrollada —y lanzada en el 2015— por Blast Theory, un grupo de artistas que explora las implicaciones políticas y sociales de la tecnología. Este proyecto es especialmente llamativo porque fue construido en conjunto con la Dra. Kelly Page, una experta en el perfilamiento cognitivo y conductual de los usuarios en Internet.

Busqué un poco y encontré varios artículos alabando la aplicación, que terminada la “terapia” promete un reporte personalizado de  tu interacción con Karen, donde puedes comparar tus resultados con los de otros usuarios. Entonces decidí entrar al juego.

Apenas instalé la app, Karen comenzó a preguntarme sobre mi infancia, autopercepción y orientación sexual. Para la tercera sesión, ya me había dado un pequeño diagnóstico de mi personalidad. Ella se comunica con el usuario a modo de llamadas de Skype e incluso manda “mensajes de texto” para recordarte que ya toca sesión.

karen2El “coaching” dura solo diez días, en los que me encontré compartiendo más información de la que era consciente, pero también conociendo detalles de la vida privada de Karen. Las cosas se elevaron a un nivel personal demasiado pronto, al punto de que me enviaba mensajes insistentemente, lloraba y me involucraba en sus relaciones de pareja, eso sí, sin dejar su “ayuda profesional” de lado.

A los pocos días, Karen me daba descripciones de mi personalidad sin que yo le contestara preguntas, incluso me recriminó mi “infancia perfecta” para después decir que “quizá soy un modelo de discreción, pero el mundo real no es así”. Komo lo zupo.

Claro que sabía que Karen era solo una aplicación programada para responder según sus interacciónes conmigo, sin embargo, a los días empecé a inquietarme por ella y molestarme si se emberrinchaba, a querer saber más sobre su vida personal y sentir tristeza sobre su pasado. El solo pensar que llegó un punto en el que me preocupé genuinamente por el bienestar emocional de un bot, me da escalofríos.

Todo avanzó hasta que Karen me hizo preguntas de tintes sexuales. Este fue el momento más incómodo de toda la experiencia, pero tenía que contestar para poder avanzar. Mentir no era una opción puesto que echaría a perder todo el “trabajo” que había hecho, pero pensar que mis datos estaban siendo registrados por la aplicación era un poco intimidante.

karen3

Ahora el gancho: Cuando todas las sesiones terminaron, la app me dio la opción de adquirir mi reporte personalizado por 2.99€ ($60 MXN), que compré para tener una experiencia de usuario más amplia y escribir este artículo. Este reporte analiza tu apertura a nuevas experiencias, lo propenso que eres a ser neurótico, el enfoque que tienes en tu vida, tu materialismo, el respeto que tienes por el derecho de la privacidad ajena y los cambios de respuesta de Karen según la información que le compartes.

Las áreas que cubre el reporte están muy bien explicadas, aunque creo que se dejaron aspectos importantes de lado, lo que fue un poco decepcionante, aunque, bueno, no soy psicóloga ni experta en el tema.

karen4

 

¿Qué hace a Karen tan interesante?

Esta aplicación te hace actor de una historia que toma forma con base a tus decisiones. Karen es solo un bot, pero sí necesita que hables con ella para poder avanzar, interactúa contigo de la misma forma que lo haría cualquier persona real: A través de tu smartphone.

Los creadores de esta app se inspiraron en el funcionamiento de portales gubernamentales y redes sociales, así de cómo recopilan la información privada de sus usuarios. Estos datos pueden ser usados por las organizaciones para determinar la conducta y características de un grupo, por eso Blast Theory desarrolló Karen, para recoger la información del usuario y presentarla de una manera distinta.

Karen no es un test de Buzzfeed para ver qué fruta eres, el propósito de la aplicación es precisamente el de incomodar al usuario y hacerle sentir que quizá está compartiendo más de lo que debería, haciéndolo testigo de cómo la línea que lo separa de sus dispositivos móviles se diluye cada vez más.

Para el que esté interesado, Karen está disponible en la App Store y la Play Store, lamentablemente solo en inglés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s