La sombra del Estado fallido

Por Julio Gález de El Nuevo Gráfico

Al parecer con el regreso del PRI a los pinos el panorama de México continúa siendo el mismo que hace 50 años. En todos los rincones del país continuamos observando episodios donde la represión de estudiantes, las matanzas, la corrupción, la impunidad, el hambre, la pobreza, las crisis económicas y el control de los medios de comunicación se hacen presentes; a decir verdad, estamos peor que antes, poco hemos cambiando.

Independientemente del partido político que se encuentre en el poder, en los últimos años en nuestro país se han incrementado de forma alarmante el numero de homicidios, secuestros y desapariciones forzadas de personas a consecuencia de violentas pugnas entre poderosas organizaciones delictivas que compiten por el control del narcotráfico y otras actividades ilícitas lucrativas, como la trata de personas.

Sin embargo, ante la crisis de inseguridad que se vive, el gobierno mexicano ha tomado medidas precipitadas que sólo han generado un clima de caos y temor que predomina en varias regiones del país. En pocas palabras, el combate contra la delincuencia organizada ha provocando un fuerte incremento del número de homicidios, torturas y otros abusos por parte de los miembros de las fuerzas de seguridad.

Gracias al clima de violencia que ha ocasionado nuestra clase política; periodistas, defensores de derechos humanos, intelectuales y activistas, han alzado sus voces en contra de la inseguridad, convirtiéndose de esta forma en blancos del Estado mexicano y de organizaciones delictivas que se han apoderado del gobierno.

En términos generales, gracias a la incapacidad de nuestros gobernantes y ante la debilidad del Estado mexicano, el crimen organizado ya no solo intenta monopolizar el negocio de la droga sino que ahora ha pasado a una nueva fase en la que uno de sus grandes objetivos es la toma del poder, es decir, apoderarse del Estado imponiendo políticos dentro del gobierno como sucede en Michoacán, Guerrero, Tamaulipas y otras entidades federativas.

Parece irreal, pero hoy en día México se encuentra en el ojo del huracán en la prensa internacional, de hecho la ONU e infinidad de organizaciones no gubernamentales que defienden los derechos humanos, han emitido diversas recomendaciones que el gobierno ha evadido por todos los medios, ya que ante las masacres de Azyotzinapa, Tlataya, Aptzingan, y las decenas de periodistas muertos, resulta preguntarnos: ¿Cuantos cadáveres yacerán en los suelos de México? Lamentablemente los mexicanos dormimos sobre personas desaparecidas.

Según el informe de Human Rights Watch, titulado: “Ni Seguridad, Ni Derechos”, México ocupa el segundo lugar mundial en desapariciones forzadas de personas. En nuestro país, cientos de ciudadanos en su mayoría periodistas y activistas políticos, han desaparecido de forma inexplicable o han sido asesinados en los últimos 15 años, y en ninguno de los casos el Estado mexicano ha encontrado a los culpables, estos crímenes permanecen en la impunidad.

Conforme a lo anterior y ante el fracaso del sistema de justicia, México se ha convertido en el segundo país con el mayor número de peticiones ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos después de Colombia, evidenciándose de esta forma que el gobierno mexicano esta coludido con diversos grupos de criminales, ya que nuestros políticos han omitido “regular todos los aspectos de la desaparición forzada de personas”, a demás de que el ejercicio de la libertad de expresión no esta debidamente garantizado en nuestro país.

¿Entonces que hace el gobierno para remediar la situación? Sobrecargar la opinión pública de información, no olvidemos que el exceso de información genera desinformación, nuestros gobernantes están aparentando que existe un México de oportunidades para las grandes transnacionales mientras cientos de mexicanos se convierten en víctimas de la represión y los balazos. Como dice Al Gore en su libro “El Ataque Contra la Razón”, para desviar la atención de las matanzas, nuestros políticos se encuentran generando distractores, difundiendo el miedo, empantanando las investigaciones y fabricando soluciones mediáticas.

En efecto estimado lector, mientras los mexicanos somos víctimas de la delincuencia que se apodera de las instituciones, nuestros políticos se encuentran haciendo uso de la doctrina del shock, es decir, tratan de causarle un impacto psicológico a la población a través del miedo con el fin de distraerla de los crímenes de lesa humanidad que se están cometiendo en México, toda vez que la represión que se vive en nuestro país no es más que la sombra de un Estado fallido.

Sin embargo, la sorpresa ha sido que el pueblo ya no cree en los distractores del gobierno, el PRI quiso regresar al poder utilizando las mismas practicas de manipulación mental que se ejercitaban en los años setentas a través de la televisión. Los dinosaurios anunciaron con bombo y platillos que habían cambiado, pero detrás de las imágenes falsas del México oficial se asoma un país en ruinas ante los ojos del mundo.

México, vive una profunda crisis social, la incapacidad de nuestros políticos ha sido tan grande que los grupos delincuenciales han logrado filtrarse hasta las más altas esferas del poder. Los políticos ligados a la delincuencia organizada terminarán arrastrando a Enrique Peña Nieto, a un abismo del que no podrá salir, los cadáveres encontrados en fosas a lo largo de todo el territorio mexicano, las masacres y los homicidios de periodistas, son la evidencia más clara de que en México se cometen crímenes contra la humanidad, por lo que la clase política que actualmente nos gobierna algún día deberá responder por sus acciones y omisiones ante la Corte Penal Internacional, recordemos que estas conductas delictivas son imprescriptibles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s