¿Con mis hijos no te metas?

Por Renata Bermúdez / @Renbyh

Como cada año, las calles de la Ciudad de México se llenaron con el orgullo multicolor, el Paseo de la Reforma fue testigo de las más de 175 mil personas que estuvieron ahí, con sus banderas de colores, música y sosteniendo como cada 28 de junio el orgullo de ser lesbianas, gays, bisexuales y el resto de diversidad sexual que tienen y que ya parece difícil de enlistar.

Durante años, ellos han tratado de hacerse un espacio público en el cual sus preferencias no sean motivo de discriminación y tampoco de escrutinio público, en el cual sus derechos sean ensalzados, respetados y reconocidos por la sociedad mexicana. Y éste será el tema de conversación en los trabajos, en las familias, en las noticias, poco se hablará de lo que es igualmente importante, pues tanto ellos como los 257 mil 659 desaparecidos en México necesitan de un espacio destinado al reconocimiento de los derechos humanos, también a marchas que sean igual de transmitidas en las noticias y de las cuales la sociedad tiene la obligación moral de hablar.

En Puebla, la situación de violencia e inseguridad es insostenible, denota la opacidad del gobierno a dar respuestas claras y certeras a las familias afectadas. Un claro ejemplo son las estadísticas en Puebla de desapariciones femeninas, se calcula que al menos 49 mujeres desaparecen en Puebla cada mes, esto indica que 49 familias cada mes no saben dónde están sus hijas, sus esposas, sus novias o sus madres y hermanas.

Son 49 las familias que esperan una respuesta, son 49 familias las que requieren de atención mediática para conocer el paradero de sus hijas, 49 familias que viven en la incertidumbre de saber ¿dónde están? Si están vivas o no. No veo al frente por la familia, organizando marchas, haciendo espectaculares defendiendo a esas madres con las hijas que esperan en casa y que no regresan aún, ¿dónde están los que impiden el derecho de la adopción homosexual exigiendo el regreso a casa de mujeres como Patricia Ortega Romero, desaparecida del 14 de junio de quién no tenemos razón?

¿Hasta cuándo vamos a enfrascarnos en discusiones bizantinas para dejar de dividirnos y empezar a sumar en el respeto a los derechos humanos? ¿Hasta cuándo los medios van a dejar de publicitar lo que vende y empezarán a comunicar la preocupación real de la sociedad y de las familias en Puebla?

Las opiniones expresadas en la sección “Opinión” son responsabilidad del autor/a. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s