Y retiemble en sus centros la tierra.

Por Renata Bermúdez / @Renbyh

México es mágico y nos la aplicó, nos re-tembló, no salíamos del trance del sismo del 7 de septiembre y el 19 nos volvió a temblar, esta vez nos encontró muy despiertos, muchos estábamos en nuestras actividades diarias remontándonos a pensar en la inmediatez de la vida y en nuestros seres queridos.

Ante los derrumbes, los muertos y ver un país en ruinas salió el verdadero espíritu del mexicano.  Relucieron nuevos héroes sin nombre y sin rostro que se organizaron en brigadas de rescate y de víveres, aunque muchos ya estaban haciéndolo con el sismo anterior.

Ensalzamos este verso de nuestro himno nacional: ¡guerra, guerra sin tregua al que intente de la patria manchar los blasones! Basta de decir que México tiene el gobierno que merece, estamos frente al despertar de la conciencia ciudadana, son los jóvenes los que están organizando los rescates, los centros de acopio, los que denuncian el mal uso de los recursos.

¡México es nuestro!, y lo estamos demostrando, no podemos dejar las calles, es momento de unirnos para hacer lo mismo ante el año electoral, empoderarnos, juntar firmas si estamos hartos de la clase política que nos gobierna y no nos da los espacios que necesitamos para transformar a nuestra nación, es el momento de los independientes, de los ciudadanos, de los jóvenes.

Este México no es como el del siglo XIX, cuando se escribió el Himno Nacional. Las guerras ya no son frente a extraños enemigos, pero sí empuñamos armas que se han cubierto de gloria, ya no es el acero y tampoco el bridón, fueron palas, picos y cubetas.

¡Un recuerdo para ellos de gloria! ¡Un laurel para ti de victoria! Para el ejército que había estado tan desprestigiado, pero los afectados los llaman “compañeros”, para los topos, para los brigadistas voluntarios, para las personas que dan su tiempo y su dinero donando víveres, transporte y ayudando en los centros de acopio o visitando las comunidades afectadas, para los afectados que te dicen a dónde ir porque a ellos ya les llegó la ayuda.

Un sepulcro para ellos de honor: para las víctimas que estuvieron en la hora y en el lugar incorrecto, por las familias de los deudos, pero también a aquellos que perdieron su patrimonio y los años de trabajo, de migración. Te amamos, México, te lo estamos demostrando, estamos cansados de verte sufrir, pero también sabemos lo que es ser hermano, hermana, por eso salimos a la calle, es nuestra y queremos que lo siga siendo, porque tú eres nuestro, no de la violencia y del crimen organizado, no de los corruptos ni de los infames que lucran con la pobreza de tus hijos.

Y tus templos, palacios y torres

Se derrumben con hórrido estruendo,

Y sus ruinas existan diciendo:

De mil héroes la patria aquí fue.

Los textos publicados en la sección “Opinión” son responsabilidad del autor/a y no necesariamente reflejan la línea editorial de Manatí.

 Fotografía de Adrián RC
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s