Redes Sociales y el 19s: lo bueno, lo malo y lo feo

Por Roberto Arturo Morales /  @ramcbot

Un Scout se abre espacio hasta un anuncio que lee: agua, palas, cubetas. Es el material que requerirán los cuerpos de rescate. Al final, agrega una nueva petición: cubrebocas. Los más atentos se arremolinan a su alrededor, sacan sus celulares y toman fotos del listado. “Casi no tengo señal”.  “Utiliza algún Hashtag” Adivino: están subiendo la información a redes sociales. Astutos.

En el Parque España, en la Ciudad de México, se empiezan a acumular montañas de víveres. Han pasado quince minutos desde que vi el anuncio. La gente llega como puede: en bicicleta, motocicleta o a pie. A mis espaldas oigo una voz agitada. “Vi en Twitter que necesitaban cubrebocas. ¿Dónde los dejo?”.

La dinámica se repite. “Urgen linternas y pilas. Compártanlo en sus Redes Sociales”. Una hora después, los brigadistas volvían a ver.

“¿Cómo checo si mi depa es seguro?”, pregunta una voluntaria. “Toma fotos y súbelas con el Hashtag #RevisaMiGrieta”, respondo con seguridad, tras verlo entre las tendencias de Twitter. “Algún experto lo verá, y te dirá si se necesitará una revisión más profunda”.

No obstante, no todo sería miel sobre hojuelas.

Lo bueno

Facebook, YouTube, y especialmente Twitter, fueron vitales para mantener informada a la gente. Era posible saber en tiempo real dónde había afectaciones. Familiares y amigos pudieron contactarse. Si alguien quería donar, rápidamente encontraba información sobre un centro de acopio o una cuenta bancaria para aportar.  

Pronto aparecieron los valientes que decidieron enfrentarse al mar de información que crecía de manera desmesurada. Comoayudar.mx comenzó a juntar en un lugar las alternativas para quienes quisieran solidarizarse. La iniciativa ciudadana #Verificado19s provee información comprobada y actualizada. Influencers y periodistas movilizaron gente hacia donde se necesitaba.

Por cierto, no vi problema alguno en que personas subieran fotos donde mostraban su ayuda. Primero, porque motivaban a levantarte y socorrer. Segundo, porque compartían dónde faltaba ayuda (o dónde sobraba). Por último, mantenían la esperanza, y nos hicieron pensar a más de uno “¡qué chingón ser mexicano!”

Lo malo

Si te desvelaste esperando a que rescataran a Frida Sofía. SI creíste que Purina iba a donar croquetas si usabas cierto Hashtag. Si viste una publicación sobre un supuesto megaterremoto, lamento decírtelo: fuiste, al igual que yo, víctima de las fake news.

¿Qué daño podían causar? Si te justificaste con un “no pierdo nada en compartir esto”, te equivocas. Había ya muchas noticias negativas circulando, como para agregar unas falsas que desencadenaran pánico.

En otros casos, las noticias que circulaban no eran las más actuales. En los centros de acopio vi que seguían trayendo material solicitado horas o días antes, evitando que fueran entregados a lugares que sí los necesitaran.

Antes de compartir información, reflexiona: ¿realmente servirá a mis contactos? En caso afirmativo, verifica que sea la más actual, y que fuentes serias lo confirmen. Googlea, revisa medios serios o utiliza el buscador de tu red social. No toma más de tres minutos.

Lo feo

La posibilidad de que, como suele suceder en Internet, el tema se reemplace. Que olvidemos el proceso largo y difícil que viene: la recuperación. Que nos desanimemos al no encontrar dónde colaborar, y nos relevemos a quienes lo hacen ahora.

Que no denunciemos a políticos que se aprovechen para aumentar su popularidad. Que la corrupción permita construcciones con deficiencias.

Que sólo ayudemos al prójimo cuando esté de moda.

Que nos olvidemos de comunidades que, por su situación geográfica o económica, no llegan al internet (ya ni se diga a los noticieros).

Es decir, lo feo sería que no aprendiéramos la lección.

#FuerzaMexico

Los textos publicados en la sección “Opinión” son responsabilidad del autor/a y no necesariamente reflejan la línea editorial de ManatíMx

 Fotografía Adrián RC
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s