Las mujeres estamos pariendo una ley

Por Clara Subirachs / @clarisubi

En nuestro país, tenemos aborto no punible por causales: en caso de violación, o cuando corre riesgo la salud de la mujer. Sin embargo, pocas provincias han reglamentado esta ley, y es aún más difícil acceder a este derecho de las mujeres. Hemos tenido casos de mujeres presas por abortos espontáneos, o chicas de 10 o 12 años violadas que quedaron embarazadas y tenían dificultades para acceder a un aborto no punible. Se estima que se realizan un promedio de entre 486 y 522 mil abortos clandestinos al año. En 17 de las 24 provincias, es la principal causa individual de mortalidad materna.

Este año avanzamos muchísimo en la lucha por el acceso al aborto legal, seguro y gratuito. Sin embargo, la misma no empezó este año. Esta es la séptima vez que se presenta el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo. En el 2005 nace la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y presenta por primera vez un proyecto en el 2007. Se vuelve a presentar en el 2009, 2010, 2012, 2014, y 2016. Ninguna de estas 6 presentaciones lograron avanzar, por una falta de acuerdo y de interés de los bloques políticos.

Mientras tanto, el movimiento feminista crecía: cada año, se reunían miles y miles de mujeres en Encuentros Nacionales, se multiplicaban las organizaciones y colectivos feministas a lo largo del país, y se gestaba el Colectivo Ni Una Menos en el 2015, contra la violencia de género que mata una mujer cada 18 horas en la Argentina. Se consolida aún más la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, creándose un movimiento alrededor del pañuelo verde, como símbolo de lucha.

Este camino nos llevó al 6 de marzo de 2018, cuando se presentó el proyecto por la interrupción voluntaria del embarazo en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, con la firma de 71 diputados, encabezado por 4 diputadas de los distintos bloques políticos. A partir de ese día, se inicia una jornada de debates, manifestaciones, y el tema tomando la opinión pública. Días antes, en su discurso inaugural ante el Congreso de la Nación, el Presidente nombró el aborto y llamó al debate, a pesar de su posición en contra del mismo. El 8 de marzo fue el Paro Internacional de Mujeres, con cientos de miles de mujeres tomando las calles de todo el país.

Se decidió llevar adelante un debate en el que cada diputado y diputada podía proponer hasta tres expositores. Desde el 10 de abril hasta el 31 de mayo, todos los martes y jueves, recorrieron los pasillos de la Cámara más de 700 expositores, presentando sus argumentos a favor y en contra de la ley. Se pudieron escuchar todo tipo de exposiciones, de médicos y médicas, juristas, organizaciones civiles, actores, escritores y escritoras, representantes religiosos, académicos y académicas, entre otros.

Cada martes y jueves se vivía el avance de un debate histórico, y se rodeaba el Congreso con distintas manifestaciones a favor de la legalización. Se crearon los “martes verdes”, donde se realizaban festivales, actividades y talleres en las puertas del Congreso, se organizaban charlas en universidades, y cada día se teñía un poco más la ciudad de verde: a donde vayas, veías chicas y chicos con sus pañuelos verdes mostrando su apoyo a la causa. El 29 de mayo se presentaron cartas de apoyo a la legalización por parte de 60 colectivos autoconvocados de actrices, académicos y académicas, médicos y médicas, y estudiantes: un total de 70 mil firmas. Lo mismo hicieron aquellos en contra de la ley, presentado miles de firmas y realizando las ‘marchas por la vida’.

Terminadas las exposiciones, se reunieron los diputados y diputadas pertenecientes a las cuatro comisiones que tratan el proyecto, a discutir su tratamiento. Los días 5 y 7 de junio se reunieron a debatir, y el 12 de junio se firmó dictamen: 64 a favor y 57 en contra del proyecto que se trataría el día siguiente en la sesión.

Estos son los puntos centrales del proyecto: Toda mujer y persona gestante tiene derecho a interrumpir legalmente su embarazo hasta la semana 14 inclusive, únicamente con su consentimiento informado. Más allá del plazo, se permite que se pueda abortar por 3 causales: violación, cuando peligre la vida de la mujer o persona gestante, y ante inviabilidad de vida extrauterina. En el caso de las menores de 16 años, se debe hacer con el consentimiento de al menos un representante legal, aunque debe respetarse especialmente el deseo de la niña de ser oída. Se establecen consejerías pre y post aborto, donde se dará información, contención, y aprovisionamiento de métodos anticonceptivos. Los establecimientos de salud están obligados a garantizar la interrupción del embarazo, el cual debe ser realizado por un profesional de la salud, en un plazo no mayor a 5 días luego de ser solicitado. Se crea un registro de objetores de conciencia, donde aquellos que se nieguen a realizar esta práctica, lo hagan de manera escrita e individual. Se prohíbe la objeción de conciencia institucional. Se incorpora la cobertura integral de esta práctica por parte de las obras sociales. Se plantea un artículo específico para fomentar políticas de salud sexual y reproductiva, y un registro estadístico para tener un seguimiento de los efectos de esta ley.

El 13 de junio fue el día que el país giró en torno a la Cámara de Diputados. La sesión empezó a las 11 de la mañana, son 257 diputados y la mayoría iba a hablar, por lo que se preveía una sesión de casi 24 horas. Terminó durando 23. La plaza del Congreso de la Nación estaba dividida en dos: por un lado aquellos en contra de la ley, y por el otro aquellos a favor. Desde las 12 hrs, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal organizó carpas, la transmisión de la sesión, y un escenario. Durante todo el día tocaron diferentes bandas y fueron a hablar diferentes referentes feministas.

Con mis amigas, mi hermana y un amigo, estuvimos ahí desde las 6 de la tarde y nos quedamos hasta la madrugada, debo decir que fue de las noches más hermosas y eufóricas de mi vida. A las 8 de la noche no se podía caminar de la cantidad de gente que había. Alrededor de 1 millón de personas a favor de la ley llenaron las calles alrededor del Congreso. Se vivía un clima de emoción, de felicidad colectiva, de acompañamiento, y de expectativas. Nos pasamos la noche bailando, celebrando, y emocionándonos cada vez que salía alguna referente o artista a hablar. A las 11 de la noche se hizo un ‘pañuelazo’, donde todas levantamos nuestros pañuelos y pintamos la ciudad de verde. La música siguió. Eran las 3 de la mañana, hacían 4 grados, y en vez de irse a sus casas, todos nos instalamos preparándonos para pasar las próximas horas hasta la votación.  Ya se estimaba que para antes de las 7 de mañana, no se votaba. Se empezaron a armar carpas en medio de la calle, la gente había llevado frazadas, guantes, gorro, bufanda, mates, vino y comida, listos para aguantar la noche. En un momento, hasta aparecieron en la calle las diputadas y diputados promotores del proyecto de ley y fueron al escenario, a decir que no nos vayamos, que sigamos aguantando.

Fotografía: Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Hasta el último momento, nadie sabía cómo iba a terminar todo, pero una certeza teníamos todas y todos: no había vuelta atrás. Pase lo que pase, no iban a poder impedir que en algún momento, más temprano que tarde, el aborto sea legal, seguro y gratuito. Las mujeres íbamos a lograr este derecho básico de obtener la soberanía sobre nuestros cuerpos, le cueste a quien le cueste.

La verdad que fue una noche para el infarto. Hasta el día anterior, había alrededor de 15 diputadas y diputados indecisos, que iban manifestando su voto poco a poco.  Durante el día, por los votos que se sabía estaba todo parejo. En un momento de la noche, el proyecto a favor de la legalización tenía mayoría por algunos votos, pero siempre volvíamos al empate técnico. Esto generaba más expectativa aún, porque en ese caso desempata el presidente de la Cámara, y nadie sabía lo que pensaba votar.

Durante las últimas horas de la noche, la declaración de algunos indecisos llevó a que el rechazo al proyecto vaya ganando por unos votos. Dentro de la Cámara, se jugaba una batalla por los últimos votos de los indecisos. Aquellos diputados militantes tanto a favor como en contra, se movían por la Cámara buscando conseguir los últimos votos.

Fue a las 8.10 am, después de 22 horas de sesión, cuando se definieron los últimos diputados, a favor del proyecto. Si los cálculos estaban bien, el apoyo al proyecto ganaría.

La votación se hizo a las 9.30 hrs. de la mañana. Ya era de día, habían pasado 23 hrs. de sesión y de vigilia afuera del Congreso, y la calle seguía llena. Hasta el último momento, fue incertidumbre. Cerraron los jefes de cada bloque con discursos emocionantes, enfatizando la unión interpartidaria que se generó entre diputadas y diputados a favor del proyecto. Las diferencias que los separaban desaparecieron por unas horas y todas y todos se unieron en pos de una causa común: el aborto legal, seguro y gratuito.

Finalmente, después de horas y horas de espera, se votó. 129 votos a favor ante 123 en contra. La calle explotó, miles y miles de mujeres ahí y en sus casas, en sus lugares de trabajo, gritando, llorando y abrazándose, festejando un logro histórico, fruto de la lucha de cada una de ellas. Nadie nos quita esta locura, el alma llena de felicidad y orgullo por este primer logro conseguido.

Tenemos también la gran felicidad de ver cómo se va expandiendo esta ola a otros países de América Latina, como es México, Colombia, Paraguay, y Perú. Como el feminismo va creciendo y va a llegar a cada punto de la región.

Nuestro próximo paso para que sea ley, es el Senado. No se sabe cuándo se va a votar, algunos piden un tratamiento rápido y que se vote en julio, y otros que se tome más tiempo el debate. Los números están mucho mejor que hace unos meses, pero nada es seguro. Solamente que seguiremos luchando hasta que sea ley. Lo que nadie nos quita es esta unión, esta certeza que el feminismo llegó para quedarse, contra toda opresión y violencia hacia la mujer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s