‘The Times They Are a-Changin’: la aplanadora de Morena en el Congreso y la huida del PAN

Por Mario Galeana / @MarioGaleana_

La nueva realidad política en el estado ha producido su primera postal: Morena y sus partidos aliados ejecutando la aplanadora en el Congreso local, mientras los diputados del PAN y sus fuerzas políticas satélite abandonan el Pleno como “protesta simbólica”.

Todo ocurrió en la sesión previa de la Legislatura LX realizada este lunes 10 de septiembre, en la cual se eligió a los integrantes de la Mesa Directiva que encabezará el trabajo legislativo en el Congreso durante los siguientes seis meses.

Los 41 integrantes de esta Legislatura rendirán protesta el próximo viernes 15. Los partidos Morena, PT y PES poseen una mayoría de 22 diputados integrantes electos que hicieron valer desde la sesión previa.

Gabriel Biestro Medinilla, quien coordinará al grupo legislativo de Morena, propuso una Mesa Directiva en la que el PAN, que ha pasado a ser la segunda fuerza política del Congreso, no ocupará ninguno de los seis lugares disponibles.

También te puede interesar: 5 datos relevantes sobre la próxima legislatura del congreso poblano

La propuesta de Morena consistía en otorgar la presidencia a José Juan Espinosa Torres (PT), la vicepresidencia a Héctor Alonso Granados (Morena) y las secretarías a Nora Merino Escamilla (PES) y a Josefina García Hernández (PRI). Finalmente, las prosecretarías, que son los cargos más bajos, incluían a Juan Pablo Kuri Carballo (PVEM) y a Uruviel González Vieyra, diputado de Compromiso Por Puebla, uno de los partidos aliados del PAN.

Sin embargo, González Vieyra se pronunció en contra de ser incluido en la proposición y, de inmediato, Biestro Medinilla lo sustituyó por María del Carmen Cabrera Camacho, otra diputada de Morena.

El futuro coordinador del PAN, Marcelo García Almaguer, dijo que si Morena realmente quería hacer historia debería proponer una Mesa Directiva que incluyera exclusivamente a mujeres. Pero Escamilla Merino y Vianney García Romero (Morena) acusaron al panista de usar la paridad como mero lucro político.

Así, sin ningún consenso entre las dos principales fuerzas al interior del Congreso local, inició la votación. Antes de que culminara, 14 diputados locales del PAN, PRD, Movimiento Ciudadano, Compromiso Por Puebla y Nueva Alianza abandonaron el recinto como forma de protesta ante lo que llamaron “el autoritarismo de Morena”.

Mientras dejaban el Pleno, entre las tribunas y los palcos del Congreso, que estaban repletos de asistentes de los diputados de Morena, PT y PES, estallaron en aplausos y corearon largamente “¡Barbosa gobernador!”.

Al final, la propuesta de Morena fue aprobada con el voto de 26 diputados locales –pues los cuatro legisladores del PRI se sumaron a la proposición- y la abstención de 15 más.

Éste, según parece, es apenas un ligero esbozo de la realidad política que vivirá el estado en los siguientes cuatro años y ocho meses: un Congreso en donde el morenovallismo ha perdido su férreo control y que, en caso de que los tribunales federales así lo ratifiquen, restará margen al poder de la gobernadora electa Martha Érika Alonso Hidalgo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s