Pragmatismo con principios

Por Abayubá Duché / @AbayubaDuche

Ha sido una tradición de todos los presidentes mexicanos justificar cada una de las decisiones controversiales con discursos con mucha forma y poco fondo. Díaz Ordaz asumió total responsabilidad por los hechos ocurridos en Tlatelolco el 2 de octubre de 1968, López Portillo golpeó con su característica masculinidad el atril presidencial mientras aceptaba, al tiempo que culpaba, su responsabilidad en la crisis económica de inicios de los ochenta; Salinas dejó para la posteridad la famosa frase “somos pragmáticos pero tenemos principios”; Felipe Calderón se mantuvo con el discurso de la mano fuerte; y Peña Nieto asumió el costo político de tener una casa blanca que para algunos es más conocida que la que habita Trump. Ahora MORENA empieza a llenar el jarrón de los enojos populares y aunque todavía falta mucho para que este llegue a su tope, el partido que será gobierno en pocas semanas debería aprender del fracaso ajeno. El primero de julio el electorado castigó cada uno de los errores de la administración actual. En seis años MORENA podría padecer de lo mismo si su desdén por la opinión pública persiste.

El fideicomiso asociado al financiamiento ilegal de MORENA y el intercambio de favores entre el partido marrón y el verde ecologista son las primeras acciones que podrían iniciar una cadena de hechos poco afortunados para el gobierno entrante. Y es claro que por ahora muchos lleguen a creer que esto no tendrá ninguna repercusión en la popularidad de Andrés Manuel y su gobierno, ya sea por el fallo del TEPJF que le da la razón a MORENA, o por el enorme ímpetu que genera López Obrador. Pero sería bueno recordar que esa fue la hipótesis que defendió el gobierno de EPN. Las conclusiones fueron drásticamente diferentes: la gente castiga en las urnas, las buenas acciones no tapan las malas y las cosas malas sí cuentan aunque no se cuenten.

Y está claro que la política se hace con ángeles y con demonios. Muy probablemente con más demonios. Y la cuarta transformación requiere de muchos arreglos políticos que puedan levantar sospechas sobre la veracidad del cambio de régimen que se promueve, pero justamente eso es lo que hace válido preguntarse ¿Esta gran transformación justifica los medios aplicables para su realización? Cada quien tendrá su respuesta. Los maquiavélicos protegerán esa afirmación y los idealistas se rehusarán a seguir métodos indignos para lograr grandes beneficios. Pero más allá de los puntos encontrados, lo que sí parece asomarse en la escena pública mexicana es la inconsistencia de muchos de los principios de la “Esperanza de México” cuando estos se contrastan con la realidad.

AMLO ha insistido con redacción de una constitución moral: un conjunto de principios y valores que rijan el actuar político de personas e instituciones del Estado mexicano. Pero ¿en qué apartado de esta constitución se justificará el intercambio, útil pero vulgar, de una licencia a un senador/gobernador por un puñado de diputados? ¿Estas formas de sellar mayorías serán la regla o la excepción durante el proceso de construcción de la cuarta transformación? Y no es para darnos golpes de pecho y suponer que en política las grandes transformaciones no se hacen sobre piscinas llenas de mierda (seguramente esta es solo una pequeña piscina). Para cualquier persona adulta y sensata resulta fácil entender que el escenario en el que se encuentra el presidente electo no es sencillo. Pero tampoco podemos justificar bajo esa lógica cualquier actuación del nuevo partido dominante.

Un punto más. Un punto más. Las enormes expectativas creadas, en parte por el gobierno entrante, serán exigidas con mucha más vehemencia al no existir muchas razones que justifiquen su potencial fracaso. Ya iremos viendo si la esperanza muere al último.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s