Manatí

La ciudad cubana que nació “muerta”

Por Yariel Valdés de Tremenda Nota

Cuba no produce energía nuclear, sin embargo, una ciudad nuclear se levanta al centro sur de la isla, junto a la bahía de Cienfuegos.

La Ciudad Nuclear (CEN) y las instalaciones inconclusas de la Central de Juraguá son los únicos remanentes de un ambicioso plan cubano-soviético, que pretendía poner fin a la dependencia del petróleo.

En la década del 80 del pasado siglo la Isla comenzó a levantar las instalaciones necesarias para albergar cuatro reactores de 440 megavatios de potencia que, según la BBC, generarían el 15 % de la demanda energética del país.

Cientos de especialistas soviéticos llegaron a Cuba para asesorar la edificación y puesta en marcha de la planta de Juraguá. Desde finales de los 70 una ciudad obrera (con escuelas, tiendas, centros de salud y otras instituciones indispensables) había empezado a construirse a orillas de la bahía de Cienfuegos.

Sin embargo, uno de los peores accidentes nucleares de la historia ―ocurrido en la central de Chernóbil (actual Ucrania) en 1986― y la posterior desaparición de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) paralizaron y finalmente dieron al traste con la gigantesca obra impulsada por Fidel Castro.

Todo se detuvo: de los cuatro reactores se construyó uno; varios edificios de apartamentos quedaron inconclusos hasta hoy. El domo, en lontananza, transmite ahora una perturbadora sensación de abandono y misterio.

Aunque los medios de comunicación presentan a la CEN como un “pueblo fantasma” o una ciudad “abandonada”, en aquellos predios viven casi 10 000 personas. La ciudad parece “muerta” porque corre la misma suerte de otros pueblos cubanos: no se dirige a ninguna parte.

MIRA LA GALERÍA DE LOS HABITANTES DE ESTA CIUDAD HACIENDO CLIC AQUÍ

Comenta al respecto