Banda ancha móvil en Cuba, un punto de partida

Por Yucabyte

Cuando sólo quedaban 25 días del 2018, la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) cumplió lo prometido: brindar el servicio de Internet por datos móviles a los cubanos. Un año antes, Mayra Arevich Marín, presidenta de Etecsa, se había comprometido a que antes de que concluyera el 2018, los más de 5 millones de usuarios de la telefonía móvil tendrían a su disposición el anhelado servicio.

El anuncio mantuvo expectantes a la gran mayoría de los ciudadanos, que hasta el momento solo podían acceder a la red de redes a través de parques con tecnología Wi-Fi, salas de navegación y un limitadisimo servicio de internet en las viviendas, llamado Nauta Hogar, el cual solo tiene unos 37 mil accesos .

Ante lo que parecía un juramento vacío, los clientes lanzaron a las redes sociales memes, críticas directas y no fueron pocos quienes emplazaron a la compañía al establecer una especie de cuenta regresiva ante el inminente incumplimiento. Finalmente, el gran día llegó de la mano del programa Mesa Redonda del 4 de diciembre —de la Estatal Televisión Cubana—, que tomó por título “Desarrollo de la Internet y la Informatización en Cuba” .

Al programa radiotelevisado comparecieron el Ministro de Comunicaciones Jorge Luis Perdomo Di-Lella y autoridades de Etecsa, quienes informaron que a partir del 6 de diciembre comenzaría la comercialización de cuatro paquetes de datos móviles con diferentes tarifas y prestaciones.

Para acceder a ellos, los usuarios deben tener un terminal que opere en la frecuencia de los 900 MHz, que soporte la tecnología 3G (las personas con celulares con 2G no podrán acceder) y haber hecho uso de la red de datos antes del 27 de noviembre, señaló Tania Velázquez Rodríguez, Vicepresidenta de Estrategia de Negocios y Tecnología de Etecsa.

La más económica de las ofertas promete 600MB de datos y cuesta 7 CUC (175 CUP); le sigue el de 1GB, cuyo costo es de 10 CUC (250 CUP); la tercera oferta, de 2.5GB, se comercializa a 20 CUC (500 CUP) y una última propuesta de 4GB, ascendente a 30 CUC (750 CUP). Todos estos paquetes vienen con un plus adicional de 300MB para la navegación nacional (sitios con dominio .cu) y tienen 30 días de vigencia.

Además de los paquetes, se suma una quinta opción, donde no hay límites de datos y el pago es resultado del consumo. Aquí cada megabyte cuesta para la navegación internacional 0.10 CUC y 0.02 CUC en la navegación nacional. Velázquez Rodríguez recomendó contratar un paquete, pues en el pago por descarga, los megas resultan más caros.

Por ejemplo, con esta tarifa de 0.10 CUC, consumir 600MB equivaldría a 60 CUC y no 7, como anuncia el paquete más económico. Mientras que consumir 4GB con la tarifa por consumo, representaría un desembolso de poco más de 400 CUC y no los 30  que cuesta el más “abundante” de estos paquetes. Otro elemento es que a medida que los paquetes aumentan, el costo por megabyte disminuye.

No será el mercado el que regule el acceso

Cuando en mayo de 2013 comenzó a ofertarse el servicio de internet en salas de navegación para los cubanos, Wilfredo González, en ese entonces viceministro de Comunicaciones de Cuba, aseguró que “No será el mercado el que regule el acceso al conocimiento en nuestro país”.

Sin embargo, desde hace diez años, los precios de los servicios de Etecsa han estado en el centro de la polémica, pues las tarifas en ocasiones han sido excesivas, comparadas con los estándares internacionales del sector. Además, los servicios brindados han sido inestables y de baja calidad.

Esta situación se agrava si se considera al salario del cubano medio dentro de la ecuación. Solo la telefonía fija y la pública mantienen tarifas asequibles para el ciudadano con ingresos promedio. El resto de los servicios de la empresa: telefonía celular, acceso a internet por redes inalámbricasen los hogares y el recientemente estrenado acceso a internet de Banda Ancha móvil, se ofertan en CUC y a precios inalcanzables para quienes tienen como único ingreso el salario mínimo y medio del país.

Si se analiza el contexto regional, se observa que las tarifas cubanas de la banda ancha móvil son similares a las de países del área. Sin embargo, si se establece una relación entre el salario mínimo y el precio del paquete más barato de banda ancha móvil, se aprecia una disparidad significativa entre esos otros países y Cuba.

LEE LA NOTA COMPLETA EN YUCABYTE

Fotografía de portada: Taylor Torres Escalona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s