Manatí

La situación de Venezuela bajo la mirada de dos partidarios de Maduro

Por Guadalupe Juárez / @lupjmendez

Para el escritor venezolano Luis Britto, en su país no hay una dictadura ejercida por Nicolás Maduro. Para él, las notas a diario sobre Venezuela en medios internacionales y otros nacionales se tratan de una “ofensiva de los medios de comunicación”, que pueden ejercer la “libertad de expresión” de tal forma que pueden llevar en primera plana las críticas contra el gobierno.

Para él, es Estados Unidos el país que busca comenzar una guerra en Latinoamérica —es, decir, en su país— por el petróleo, por el 20% de ese oro negro del mundo que guarda su nación.

Sus ideas forman parte de una charla que sostuvo con el escritor mexicano Óscar de Pablo bajo el título “¿Qué pasa realmente en Venezuela?”, durante el último día de la primera edición de la Fiesta del Libro 2019, organizada por el Instituto Municipal de Arte y Cultura (IMACP).

La conversación entre ambos giró en torno a si Estados Unidos debe o no intervenir en el conflicto interno del país venezolano, en la “otra versión” de los que creen en el movimiento bolivariano, en lo que fue el ex presidente Hugo Chávez.

Los dos se cuestionaron por qué el presidente Donald Trump no ha resuelto los problemas internos de su país y se ha empeñado en Venezuela.

Aunque reconocieron que no pasa su mejor momento, lo atribuyeron a la intromisión de Estados Unidos y la “presión” que ejerce para derrocar a Maduro, lo cual ha provocado el desabasto de medicamentos.

Luis Britto insistió que, con el paso del tiempo, bajo el gobierno de izquierda su país ha logrado “reducir la desigualdad”, acabar con el alfabetismo y disminuir de un 42% a un 5% la pobreza. Un puñado de acciones que, aseveró, eran una deuda social que debían privilegiar por encima de otros compromisos.

“Puede uno andar libre y son cosas difíciles de creer… (la represión) Es un cuento de hadas. Yo nunca había visto tanta libertad y tanto libertinaje”, opinó el dramaturgo venezolano.

Para Óscar, que se utilice la palabra dictadura para referirse a Venezuela es dejar a un lado casos como el de Chile o Argentina, donde la oposición era encarcelada o no existía.

No había opositores. Eso sí era una dictadura. Eso no significa que el gobierno (venezolano) sea bueno o malo, si sabemos qué significa la palabra dictador (…) No estamos discutiendo sobre el gobierno. ¿Vamos a aceptar que Estados Unidos haga lo de Irak, Serbia o Puerto Rico?”, planteó.

Comenta al respecto