Manatí

No hay sanciones aún por denuncias de acoso en la Escuela de Artes de la BUAP

Por: MARIO GALEANA | @MarioGaleana_

Un grupo de 50 universitarias exhibieron por nombre y apellido a 12 profesores por ser responsables de presuntos actos de acoso sexual, pero la BUAP no ha iniciado ninguna investigación sobre los docentes.

La directora de la Escuela de Artes Plásticas y Audiovisuales de la universidad, Shengli Chilián Herrera, argumentó que las universitarias no han denunciado estos hechos de manera formal, lo que ha impedido que los académicos sean sometidos a un proceso de evaluación o de sanción.

[wpvideo iq7QXoCY]

Según las universitarias, lo que las orilló a exhibir a los profesores mediante una protesta pública en la que colgaron sus fotografías en la escuela, fue precisamente el encubrimiento de los actos de acoso sexual y los obstáculos que encontraron al querer denunciarlos mediante los protocolos de la BUAP.

Este reclamo fue rechazado por Chilián Herrera, quien, entrevistada por Manatí, reconoció que las denuncias públicas de las estudiantes no han ameritado ninguna sanción contra los profesores vinculados.

Te puede interesar: 50 universitarias denuncian por acoso a 12 profesores de la Escuela de Artes de la BUAP 

—Ellas (las universitarias) pedían el despido inmediato de los profesores. Pero también ellos tienen derechos laborales que deben ser respetados. Entonces, lo que se les dijo es que ellas tenían que hacer la denuncia y solicitar esta medida precautoria, pero no se ha hecho ninguna solicitud de parte de las chicas.

—Entonces, ¿qué ha ocurrido desde que se presentaron las denuncias públicas?

—Ha habido una reflexión colectiva acerca de lo que estamos haciendo como profesores universitarios, cómo es que nuestros espacios académicos pueden ser más abiertos, más respetuosos y más libres.  No nos corresponde a nosotros ser jueces (…) Los profesores están con la mejor disposición de acudir a las instancias universitarias. Dicen: bueno, si yo cometí alguna cosa, que se revise, y por supuesto que ellos tienen toda la disposición. Me lo han externado personalmente. Mañana (hoy viernes 29) también se lo harán saber a la oficina de la abogada general.

—Sin embargo, las universitarias acusaron que se habían obstaculizado sus denuncias. Que, incluso, uno de los coordinadores demeritó la denuncia de una de ellas al decir que se presentó en un periodo de evaluación, y que posiblemente tenía la intención de sacar provecho de esa denuncia.

—Es importante no generalizar. O sea, los malentendidos en las relaciones humanas son monedas de cambio. Ya platicamos con ambas partes: tanto de la chica que expresó una inquietud en particular —que no era de índole de acoso sino una queja académica vinculada con este asunto—, como con el coordinador involucrado, que, justamente, por encontrarse en temporada de exámenes, dijo: A ver, si esto tiene tiempo, ¿por qué se presenta en temporada de calificaciones? Y pues no significa obstaculizar, es parte del diálogo que se da. Ya le pedí al coordinador que no deseche… pero son procesos formativos que suceden en los espacios académicos; todos los días son procesos de negociación. Es parte de lo que implican las relaciones humanas.

La directora de la Escuela de Artes Plásticas y Audiovisuales dijo que, con la denuncia pública, las universitarias se convirtieron en “agentes de cambio” que dan a la BUAP la oportunidad de sentar una pauta sobre cómo deben atender las universidades estas denuncias.

No obstante, también reconoció que en la Escuela no se ha iniciado ningún protocolo para prevenir cualquier tipo de reprimenda o venganza en contra de las universitarias que denunciaron a sus posibles acosadores.

—Es un tema que involucra tanto a las cosas que uno puede responder como autoridad, como a la propia comunidad que nos abraza. Se tiene que trabajar en la sensibilización, en la no polarización. Ellas tienen derecho a expresar sus inquietudes y tienen derecho a que nosotros, como comunidad, las protejamos (…) No les vamos a poner a las chicas guardaespaldas, porque no es el camino. Hay que abrazarlas y asegurarles que reprimendas académicas de tipo reprobar, por supuesto que no habrá.

Comenta al respecto