Manatí

Sigamos celebrando el Mundial Femenil de Futbol

JESSICA BADILLO | @MasQueUnaHincha

La primera parte de la fase de grupos del Mundial Femenil Francia 2019 ha terminado, hasta ahora hemos tenido grandes actuaciones por parte de selecciones, como la anfitriona, que dio un golpe de autoridad al ganar su primer partido y Estados Unidos, que rompió el récord de más anotaciones al hacer 13 goles contra Tailandia.

Sin embargo, lo que más ha llamado la atención es que por primera vez se está hablando del mundial femenil como se hizo con el varonil.

Probablemente no lo veamos en México porque desafortunadamente no calificamos pero el resto del mundo está apoyando a sus selecciones de la misma forma que lo hizo en Rusia 2018.

Leyendas del futbol y políticos han mostrado su apoyo y su interés en el mundial femenil y en sus respectivas selecciones; desde leyendas como Iniesta y Beckham, el recién campeón Mbappé, hasta Usain Bolt, los ojos del mundo están en este evento deportivo.

En general estamos ante el primer mundial donde la igualdad de condiciones es casi una realidad, por supuesto que falta mucho pero la seriedad que los organizadores (FIFA y Francia) le han puesto ya es digna de señalarse, no solo se trata del aumento en los bonos económicos o las instalaciones de primer mundo en las que se ha estado jugando, sino en el valor simbólico que todo esto tendrá en una generación que verá por primera vez futbol femenil a nivel mundial de esta forma.

Y sí, Estados Unidos es claro favorito al título, Francia tiene la obligación de hacer un buen papel por estar en casa, Holanda es campeón de Europa, Brasil tiene a Marta. Pero también hay selecciones como Chile que están por primera vez en un mundial o Jamaica que está pese a no tener apoyo de su federación.

Al no tener representación mexicana la duda surge: ¿a quién apoyar? ¿ir con el cerebro o con el corazón? ¿apoyar a la máquina imparable que es Estados Unidos o celebrar las pequeñas victorias que selecciones como Argentina y su punto histórico nos han regalado?

Al final de todo, ambas son cosas que suman a nuestro futbol.  Como el simple hecho de que una selección caribeña como Jamaica, esté representando a todas las islas y las niñas tengan la oportunidad de verse por primera vez en un mundial; lo mismo pasa con Camerún, Nigeria y Sudáfrica, cuyo gol contra España fue gritado por todo un continente.

Sin duda alguna este mundial hubiera sido mejor si tuviéramos a México, pero tal vez esto nos permita verlo con ojos frescos y nos haga darnos cuenta de que ya ganamos todos y que cada acción que se haga por el bien del futbol femenil es un triunfo para el futbol en general.

A pesar de que mi país no calificó, este mundial se siente más personal que nunca porque muchas de nosotras hemos luchado para llegar hasta aquí y creo que el sentimiento debería ser general, porque la inclusión en el futbol es algo necesario y valioso que simplemente mejorará nuestro ya hermoso deporte.

Comenta al respecto