Manatí

Capta la ultraderecha a diputadas de Morena en discusión sobre aborto

MARIO GALEANA | @MarioGaleana_

Desde que ingresó al Congreso de Puebla, la iniciativa que despenaliza la interrupción legal del embarazo hasta las 12 semanas de gestación ha dividido a las legisladoras y ha develado su hasta ahora soterrada afinidad con la ultraderecha.

Antes de que se presente ante el pleno, sólo la Comisión de Procuración y Administración de Justicia evaluará la propuesta de la diputada Rocío García Olmedo (PRI). Pero otras cuatro comisiones —Derechos Humanos, Familia y Derechos de la Niñez, Salud e Igualdad de Género— dieron su opinión sobre la reforma.

TAMBIÉN DEBES LEER: Estos son los diputados que se oponen a la despenalización del aborto en Puebla 

Entre estas cuatro no hubo una decisión unánime. Las comisiones de Derechos Humanos e Igualdad de Género dieron un rotundo sí. Pero la de Salud no se pronunció por el sí ni por el no, mientras que la de la Familia y Derechos de la Niñez la descartó por completo.

Es en estas últimas dos comisiones donde ha aflorado la afinidad de algunas legisladoras con la ultraderecha, que ha estado representada por integrantes del Frente Nacional por la Familia y académicos de la UPAEP. Ambos grupos fueron llevados por Mónica Rodríguez Della Vecchia, coordinadora legislativa del PAN.

En la Comisión de la Familia y Derechos de la Niñez, que preside ella misma, se dijo que la propuesta de García Olmedo sería ilegal porque contravendría la Constitución de Puebla, donde se declara la protección a la vida desde la concepción hasta la muerte.

Este criterio fue respaldado tanto por Guadalupe Esquitín Lastiri (MC), como por Guadalupe Muciño Muñoz (PT). Ésta última afirmó que legalizar la interrupción del embarazo provocaría que las mujeres actuasen “de manera irresponsable”.

En la Comisión de la Salud, Cristina Tello Rosas (Morena) y María del Carmen Saavedra Fernández (sin partido), señalaron que la propuesta implicaría “quitar vidas”.

Al calor del del debate, en una sala donde feministas que respaldan la medida y las mujeres conservadoras que la rechazan trataban a empellones de extender sus pancartas, Saavedra Fernández dijo que el aborto debía despenalizarse porque “la mujer es el único vehículo que el hombre tiene para llegar a la tierra”.

La disputa en Morena

Las diputadas y diputados que se oponen a la iniciativa de reforma no han tenido reparo en aceptar reuniones con cabilderos del Frente Nacional por la Familia ni fotografiarse con ellos.

Quizá esta cercanía fue lo que provocó que el coordinador legislativo de Morena, Gabriel Biestro Medinilla, advirtiera que todos los integrantes de su bancada debían votar a favor de la propuesta, so riesgo de ser sancionados por su partido.

Pese a la advertencia, Tello Rosas trató de que desde la Comisión de la Salud se lanzara un documento en el que no se manifestaban ni a favor ni en contra de la reforma, pero sí ponderaba una visión moralista al señalar que ésta iría contra la vida.

Cristina Tello, diputada por Morena, posa con la coordinadora del PAN, Mónica Rodríguez Della Vecchia, e integrantes del Frente Nacional por la Familia. Foto: Mario Galeana

Fue por intervención de las diputadas Estefanía Rodríguez Sandoval, Olga Lucía Romero Garci-Crespo y Bárbara Morán Añorve (Morena) que todas las líneas que incluían valoraciones de este tipo fueran suprimidas del documento.

En las comisiones de Derechos Humanos e Igualdad de Género la discusión fue casi tersa. Integradas por diputadas que están abiertamente a favor, ambas comisiones consideraron que el aborto era un derecho humano y que, por tanto, no debía restringirse.

Ahora, será turno de que la Comisión de Procuración y Justicia —en donde Morena y sus aliados poseen mayoría— analice las propuestas.

Después vendrá el pleno: una aduana que reflejará el avance de la ultraderecha en la primera Legislatura en la historia de Puebla dominada por la izquierda.

Comenta al respecto