Manatí

Claudia sí la está regando, pero nuestra misoginia también

CARLOS GALEANA | @CarlosGaleanaB

Hablemos de Claudia Rivera Vivanco, la primera mujer emanada de un partido de izquierda en gobernar el municipio de Puebla, la más joven en gobernar la capital, la que, tal vez, ni pensaba que la ola obradorista le favorecería en julio del año pasado.  Aquella que nos ha roto el corazón ciudadano a varias personas por refugiarse en una burbuja donde solo tienen voz ciertos personajes, esos que a veces hasta le han escrito discursos cero incluyentes.

Es más, en algunas ocasiones se ha salvado de golpeteos aunque suene increíble, porque para nadie es un secreto que ha recibido más golpes que un boxeador  como la vez que dijo en un evento que  «Una sociedad sin libros, es ciega, sorda y muda». Todavía lo leo y no sé qué quiso decir. Quien le escribió esas líneas necesita ponerse a estudiar el manual del ayuntamiento para comunicarse con lenguaje inclusivo.

Equis, volvamos para decir claramente que así como criticamos su ineficiencia, junto con la de las personas que le merodean, lo que la colocó en el lugar 56 de 56 alcaldes del país evaluado por la revista Campaings and Elections Méxicodebemos decir que muchos de los ataques provienen desde el machismo y la misoginia.

Hagamos un experimento, abramos Twitter esa red social que, dicen, luego ya ni le prestan a la alcaldesa— y pongamos @Riveravivanco_ cocina.

¿Qué nos sale? Esto.

Ahora pongamos el usuario del anterior presidente municipal más la palabra cocina.

¿Qué nos sale? Esto.

Las diferencias son muchas, mientras a Claudia se le insulta a Banck se le elogia.

Bien dicen por ahí que las palabras hacen revoluciones.

Sí, esto es Puebla, el segundo estado a nivel nacional donde se registraron más denuncias por violencia política de género en el proceso electoral pasado, de acuerdo con el Centro de Análisis, Formación e Iniciativa Social (CAFIS) A.

Sí, esto es Puebla, el estado donde cada cuatro días se registra un probable feminicidio., según el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría de la Universidad Iberoamericana en Puebla.

Sí, Puebla, donde todavía se usa “la cocina” o el género para ofender y descalificar.

Nos leemos luego, nos vemos después

P.D. En buen plan, ¿de qué ha servido relanzar la imagen del gobierno municipal?

Los textos publicados en la sección “Opinión” son responsabilidad del autor/a y no necesariamente reflejan la línea editorial de Manatí.

avatar

Carlos Galeana

Reportero y uno de los coordinadores del portal manati.mx

Comenta al respecto