Manatí

Persiste homofobia en Puebla

MARIO GALEANA | @MarioGaleana_

Ya sea por oponerse a la pinta de cebras peatonales arcoíris o a la legalización del matrimonio igualitario, la homofobia persiste en Puebla. Y la más reciente Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) lo confirma.

En el estado, el 45% de los habitantes creen que “nada” justifica que dos personas del mismo sexo vivan juntas como pareja, según el estudio realizado en 2017, y del que recientemente Data Cívica hizo un análisis.

Si pudieran votar por un candidato o candidata a la presidencia de la República que fuera gay o lesbiana, quizá la mayoría preferiría votar por alguien más, porque al 32% no le gustaría “nada” y a otro 21% le gustaría “poco” que el presidente o la presidenta formara parte de la comunidad LGBTTTIQ.

Estas cifras de homofobia se replican en cuanto a la legalización del matrimonio igualitario, un pendiente que el Congreso de Puebla ha postergado desde agosto de 2017.

Gráfica de habitantes en el país que están de acuerdo en que personas del mismo sexo puedan contraer matrimonio.

De acuerdo con los resultados de la ENADIS 2017, en Puebla el 62% está a favor del matrimonio igualitario, pero 36% aún no se opone.

Esta tendencia entre los habitantes del estado, que supondría que la mayoría de las personas respaldan la unión entre personas del mismo sexo, es diametralmente distinta cuando se les pregunta por la posibilidad de que estas personas formen una familia.

El 59% se opone a que a las parejas homoparentales se les permita adoptar niños, y sólo el 39% creen que deberían poder hacerlo. Incluso el 47% de las personas se opondría a que sus hijos contraigan matrimonio con alguien del mismo sexo.

Aunque por un mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) cualquier persona puede casarse con otra del mismo sexo si así lo desea, el Código Civil del estado aún indica que el matrimonio es la unión entre “un hombre y una mujer”.

Los legisladores han frenado cualquier proyecto legislativo que reforme las leyes civiles y que, incluso, permita el reconocimiento de la identidad sexogenérica de las personas transgénero.

Hace unos días, el diputado Marcelo García Almaguer presentaría una extensa reforma al Código Civil que reconocería la constitución de familias diversas, el matrimonio igualitario y la adopción de menores por parte de personas del mismo sexo.

Pero, de última hora, la Junta de Gobierno y Coordinación Política decidió dejar fuera la iniciativa debido a que García Almaguer no forma parte de ninguna bancada.

Comenta al respecto