Manatí

El arte tiene una función social de cambio

Con el objetivo de transmitirle al público, a través de la música, la compleja realidad que vivimos, el compositor Aquiles Lázaro, de la Facultad de Música de la UNAM, escribió Cumbia triste latina, inspirado en el poema homónimo del poeta mexicano Ashauri López.

TAMBIÉN DEBES LEER: Hay que seguir cantándole al amor: Pedrina 

La pieza musical nació en 2017 para transmitir la  realidad vigente en la Ciudad de México: la miseria, soledad, lo marginal desde un lenguaje muy fresco. La obra mezcla el lenguaje personal del autor con patrones rítmicos propios de la cumbia, “está escrita para una soprano, un bajo, un recitador y un pianista. Desde su estreno ha tenido buen camino, la han interpretado cuatro veces y es parte de una serie de conciertos”.

Para el compositor, originario de Zacapoaxtla, Puebla, su  trabajo busca ser entendible para quien lo escucha: “el arte tiene indiscutiblemente una función social de cambio, debe de motivar a la gente a tomar acciones, más allá de conmover debe provocar actuar, hacer”.

TAMBIÉN DEBES LEER: Para recordar a Jaime Sabines

Asimismo, intenta acabar con la idea de que la música clásica es elitista, “desde siglos atrás se ha asociado el arte a una cúpula, pero no es así”.  Para conocer más sobre la música de  este compositor mexicano sigue sus redes sociales en facebook, Twitter, Instagram y Soundcloud como Aquiles Lázaro.

Fuente: UNAM GLOBAL

Comenta al respecto