Manatí

La Literatura y el Náhuatl: la reivindicación de Canoa

Luis Conde | @luis_cond

Una noche en el calendario resumía, hasta ahora, la historia de San Miguel Canoa. Era la del 14 de septiembre de 1968. La noche de las campanas y las hogueras. Pero, a partir de ahora, dos tardes en el calendario podrían contrarrestar aquella imagen heredada por 50 años: la del 27 y 28 de julio de 2019, cuando una Fiesta del Libro llegó por primera vez a esta junta auxiliar.

Fue inédito. Canoa —una localidad en las faldas del volcán La Malinche y con alto grado de marginación, según datos del Inegi—, nunca había tenido en su plaza pública un acontecimiento de este tipo, donde el idioma Náhuatl y la Literatura tomaron un papel protagónico y reivindicatorio de la comunidad. 

Fotografía: Luis Conde

El Náhuatl es el primer lenguaje de esta junta auxiliar ubicada al norte de la capital: 75 por ciento de la población es hablante, de acuerdo con datos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Y si hubo algo aún más destacable durante la feriaeso fue el recibimiento y participación de la comunidad, asolada por el incremento de delitos y heredera —a pesar del tiempo— de una imagen compleja de digerir desde aquel 14 de septiembre de 1968, cuando una multitud enardecida y alentada por el párroco del pueblo protagonizó una de las escenas más violentas de la historia moderna del país.

Para Natalia, una comerciante y habitante de esta junta auxiliar, la Feria del Libro fue un  parteaguas en la historia de San Miguel Canoa de muchas maneras: por primera vez fue testigo de una fiesta en donde los libros fueron el principal atractivo y también porque el Náhuatl, que acapara sus conversaciones junto a las de sus vecinos, ocupó espacio en los estantes, en los mensajes oficiales y en las más de 28 actividades dispuestas para los habitantes de Canoa.

Sin embargo, para Natalia lo más significativo de esta primera Fiesta del Libro fue que dio la posibilidad de romper con un estigma que el paso de los años no ha podido borrar o al menos debilitar.

“Tenemos muy mala fama. Mucha gente llega y dice que somos malos, que linchamos, que matamos”.

Fotografía: Luis Conde

Para Norberto, miembro de la comunidad indígena de San Miguel Canoa, el poder ver su idioma natal en el evento lo hizo sentir parte de la comunidad, en donde, dijo, poco a poco se han perdido costumbres y con ello parte de su identidad.

“La mayoría (de nuestras costumbres) se están perdiendo. Pero para eso (rescatarlas) se necesita trabajar mucho. Así como este evento no había visto ninguno, por eso traje a mis nietos un ratito, que vean” , narró.

Y el papel de la preservación y de representar a los miembros de la comunidad fue precisamente la tarea a la que se volcaron las autoridades culturales y municipales de la capital poblana.

Durante dos días, en San Miguel Canoa se realizaron más de 28 actividades, como presentaciones de libros, talleres y actividades lúdicas para niñas y niños en idioma español y Náhuatl, como parte de un programa del Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla (IMACP) para conmemorar el Año Internacional de las Lenguas Indígenas, declarado por la Unesco este 2019.

Al asistir al acto inaugural de esta Fiesta del Libro, la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco resaltó la importancia de cuidar e impulsar el idioma y cultura de los habitantes de la junta auxiliar, además inauguró la sala de lectura Amochiluitl, recién rehabilitada a través del esfuerzo comunitario y del apoyo de las autoridades municipales.  

“Queremos que se escuche la voz de los poetas, de las poetas que han sido olvidadas. Es importante reafirmar nuestra esencia y compartirla. Es necesario que las personas sientan y amen sus lenguas”, resaltó.

Durante su intervención, Miguel Ángel Andrade Torres, titular del IMACP, enalteció el papel de esta Fiesta del Libro y sobre todo el papel del idioma Náhuatl”.

“Queremos compartir y escuchar a los habitantes de San Miguel Canoa, de ahí la importancia de escuchar sus voces y canto, dijo después de que un vecino de Canoa realizó un pedimento a la tierra, un permiso para realizar este festejo y pedir por la prosperidad futura.

Esta feria forma parte de un programa de descentralización artística y cultural delineada por el IMACP desde septiembre de 2018. El Instituto anunció que este evento se replicará próximamente en las juntas auxiliares de Santo Tomás Chautla y San Pablo Xochimehuacan.

1 opinión

  • Muy buen evento y ojala la biblioteca siga funcionando ya que la gente de ahí comento que van a la biblioteca y está cerrada, yo dije a partir de éste festival estará abierta sólo es cosa de que se acerquen y pregunten por los horarios… Espero no haber dado una respuesta errónea.