Manatí

ENVIPE, de la percepción a la realidad

CONSEJO CIUDADANO DE SEGURIDAD Y JUSTICIA | @CCSJPuebla

En los últimos días se dieron a conocer cifras sobre la incidencia delictiva en la entidad poblana por parte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) respecto al mes de agosto. De los 20 tipos de delitos que en el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del Estado (CCSJ) integramos a cada informe de incidencia mensual, para el mes de agosto 13 tipos de delito presentaron cifras a la baja en comparación con julio de este año.

Sin embargo, delitos como el secuestro, robo a transportista y violación mostraron incrementos nada alentadores, y en comparación con el octavo mes del 2018, 17 de estos 20 delitos tienen incrementos de hasta el 150% en algunos casos. Es importante recalcar que la incidencia delictiva que el SESNSP reporta corresponde al número de carpetas de investigación (CDI) que surgen a partir de una denuncia o de algún delito que se sigue de oficio por la autoridad, con lo cual sabemos que esos números no son el total de delitos que ocurren en el estado.

Y es este desconocimiento real de cuántos, en dónde, a qué hora y bajo qué contextos suceden los delitos que actuamos a partir de una información sesgada, incompleta.

En días recientes, INEGI publicó una de sus encuestas más grandes y estratégicas: la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública, la ENVIPE, con una muestra nacional de 102,043 entrevistas y que en Puebla fue contestada por 3,993 personas, todas mayores de 18 años. Los objetivos de este estudio tienen que ver con estimaciones sobre la afectación a los hogares y las persones provocadas por la inseguridad, tasar los niveles de incidencia delictiva y actualizar la cifra negra. Para que tengamos una dimensión de lo que no conocemos, la ENVIPE 2019 revela que, del total de delitos cometidos en el estado en 2018, solo se inició una averiguación previa o CDI en 8.4% de los casos, siendo así que la cifra negra en Puebla es de 91.6%. A esto sumemos que de los delitos en los que sí se inició una CDI, en el 51% no pasó nada, es decir no hubo un resultado.

En Puebla, no acudir a denunciar delitos es resultado de creer que es una “pérdida de tiempo” y desde luego por la desconfianza hacia la autoridad.

El top tres de los principales problemas que aquejan a las y los poblanos son la inseguridad, el desempleo y el aumento de precios; los mismos que en ENVIPE 2018. Los mismos problemas, las mismas necesidades, las mismas condiciones.

Lo interesante de esta encuesta es que no solo mide la incidencia, también permite obtener datos sobre el comportamiento de quien delinque, horas más frecuentes, con qué medios, en qué lugares. Destaca también el apartado sobre cambios de comportamiento de la sociedad a partir de la inseguridad y las problemáticas sociales. Por ejemplo, los hogares poblanos dejaron de otorgar permisos a las y los hijos menores para salir de sus casas (71.3%), ahora evitan el uso de joyas (66.6%) y hasta evitan salir de noche (61%). Las cifras no son confortadoras e incluso dan sentido a una pregunta que se percibe un tanto colectiva: ¿Es justa esta situación?

Por ello, en el Consejo Ciudadano fomentamos arduamente y en distintos sectores la cultura de la denuncia. Estamos convencidos que la corresponsabilidad nos permitirá de primera instancia conocer con mayor aproximación el tamaño del problema al que nos enfrentamos. Sabemos que es grande pero no qué tanto. La función de inteligencia en el proceso de diseño de las políticas públicas es vital, más datos siempre serán mejores alternativas. Pese a vivir el hecho traumático de ser víctima de la inseguridad, no denunciar nos lleva a la normalización de la violencia y la delincuencia.

No perdamos de vista que sin nuestra ayuda como ciudadanas y ciudadanos la autoridad sencillamente se encontrará sola ante tanta adversidad. Construyamos comunidades sólidas donde ni un delincuente más vuelva a entrar.

avatar

Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del Estado de Puebla

Instancia ciudadana de análisis, opinión y recomendación en materia de seguridad ciudadana; procuración y administración de justicia; reinserción social; cultura de la legalidad; prevención de la violencia y la delincuencia; y atención a las víctimas del delito, así como de promoción de la paz, la justicia y los derechos humanos en Puebla.

Comenta al respecto